Archivo de la etiqueta: Vicente Vela en LOEWE

Enrique Loewe and Pedro Mansilla talk about Vicente Vela

The “Vicente Vela at LOEWE” sample, which will be on exhibit in LOEWE’s Serrano Street store through the middle of April, showcases the extensive legacy the designer left the brand.

“This is no ordinary event,” warned Enrique Loewe, “it is laden with emotion, nostalgia and acclaim for someone who was immensely important not only to LOEWE but to me personally as well”. Such was the atmosphere in the store when Enrique Loewe – honorary president of the LOEWE FOUNDATION- was introduced by his daughter Sheila, the FOUNDATION’S current director, and Vicente Vela’s name echoed through the room once again.

EncuentroLOEWEMansillaLowe1

Sociologist, journalist and fashion critic Pedro Mansilla, Enrique Loewe’s interlocutor in this LOEWE Talk, generously highlighted his intention to serve as the connecting thread for the person who established the LOEWE FOUNDATION 28 years ago and who shared so many life experiences and years with Vela himself. With his questions, Mansilla gave Enrique Loewe the perfect opportunity to share anecdotes and memories with the public.

Vela, brought to LOEWE by architect Javier Carvajal, was able to split his life into two halves, leaving his painter’s palette behind to devote himself to LOEWE with the passion and generosity that were the stamps of his strong character. “One could not preclude Vicente Vela from giving his opinion,” Enrique Loewe said with humour, while he recalled the many trips they took together throughout Spain, thanks to which Vela was able to instil into the Spanish brand “not just an aesthetic consciousness, but a historic one as well”. Vela established an unbreakable bond between the artisans and the designer. According to Loewe, they went to the workshop “to explain, show and clarify” the ideas of the creative team. That spirit permeated all corners of the firm, building the incredibly strong character of the fashion house. King among all his contributions is LOEWE’s anagram, which is internationally recognised as one of the most outstanding corporate symbols in the world.

NacimientoOrganicoVela1973

It was with Vicente Vela, Enrique Loewe explained, that the idea that “objects had to have soul and maintain a dialogue with consumers” was born. And he added, “today’s luxury has to do with a profound longing for time to stop in order to ask questions, and for the need to surround ourselves with objects that have meaning”.

Beyond the legacy he left for LOEWE, the public was able to appreciate the influence Vicente Vela had in those closest to him: “Vicente taught us to not settle, to have curiosity, to fall in love with Spanish culture. He was a leader in helping us create within us other characters, other attitudes, other ways of looking at things.”

Photo Captions: Craft and Luxury, LOEWE Talk between Enrique Loewe and Pedro Mansilla © Luis Sánchez de Pedro for the LOEWE FOUNDATION. Nacimiento orgánico, oil on canvas by Vicente Vela, 1973.

 

Encuentro con Enrique Loewe y Pedro Mansilla sobre Vicente Vela

Hasta mediados de abril, en la tienda LOEWE de la calle Serrano de Madrid, la muestra “Vicente Vela en LOEWE” expone el importante legado que el diseñador dejó a la marca.

“Este no es un acto cualquiera”, advirtió Enrique Loewe, “está lleno de emoción, nostalgia y reconocimiento hacia una persona que ha sido tan importante para LOEWE como para mi historia personal”. Ese fue el ambiente que se respiró en la misma tienda cuando Enrique Loewe -presidente de honor de la FUNDACIÓN LOEWE- fue presentado por su hija Sheila, actual directora de la Fundación, y el nombre de Vicente Vela volvió a resonar en la sala.

EncuentroLOEWEMansillaLowe1

El sociólogo, periodista y crítico de moda Pedro Mansilla, que participaba como interlocutor de Enrique Loewe en este Encuentro LOEWE, hizo un generosísimo hincapié en que su intención serviría de hilo conductor de las vivencias de quien fundó hace 28 años la FUNDACIÓN LOEWE y compartió tantos años con el propio Vela; Mansilla brindó las mejores oportunidades con sus preguntas a Enrique Loewe para que pudiera compartir con el público anécdotas y recuerdos.

Llegado de la mano del arquitecto Javier Carvajal, Vela supo desgajar su propia vida en dos mitades y delegó su faceta como pintor para entregarse a LOEWE con la vehemencia y la generosidad que le imprimía su fuerte carácter. “A Vicente Vela no se le podía dejar ‘no opinar’ sobre algo”, advirtió divertido el propio Enrique Loewe, mientras recordaba los viajes que hicieron juntos por España, con los que Vela logró dotar de una “conciencia histórica, no sólo estética” a la firma española. Vela implantó en la casa un vínculo irrompible entre los artesanos y el diseñador, que se involucraron, según Loewe, “para explicar, mostrar y resolver” en el propio taller las ideas del equipo creativo. Y ese espíritu empapó todos los ámbitos de la firma, afianzando el profundo carácter que se iba forjando. Vicente Vela nos dejó, entre otros logros, el anagrama que hoy es reconocido internacionalmente como uno de los mejores símbolos corporativos que existen.

NacimientoOrganicoVela1973Con Vicente Vela, explicó Enrique Loewe, se empezó a considerar que “los objetos tenían que tener un alma y mantener un diálogo con los consumidores”. Y añadió: “El lujo de hoy tiene que ver con un anhelo profundo de parar el tiempo y hacerse preguntas, con contar con objetos compañeros que tengan sentido a tu lado”.

Mucho más allá de su impronta dejada en LOEWE, el público pudo apreciar la influencia de Vicente Vela en aquellos que lo rodearon: “Vicente nos enseñó a no contentarnos, a ser curiosos, a enamorarnos de la cultura española. Fue un líder en crear en nosotros otros personajes, otras actitudes, otra forma de mirar las cosas”.

Fotografías: Artesanía y lujo, Encuentro LOEWE con Enrique Loewe y Pedro Mansilla © Luis Sánchez de Pedro para FUNDACIÓN LOEWE. Nacimiento orgánico, óleo sobre lienzo de Vicente Vela, 1973.

Vicente Vela en LOEWE

Durante más de cuarenta años, el diseñador Vicente Vela se entregó al proyecto creativo de la firma LOEWE desde su despacho en las oficinas centrales de la calle Serrano. Unos pisos más abajo, en la emblemática tienda de la misma calle, se reúne ahora una parte importante de su legado a la casa.

LOEWEanagrama
Tras la modernización de la firma de la mano del arquitecto Javier Carvajal -quien renovó precisamente esta tienda madrileña en 1958, asentando lo que sería el sello de españolidad moderna de LOEWE- fue Vicente Vela quien llevaría el nuevo espíritu de transformación a todos los rincones de la casa. Inmerso en la cultura española -era un notable pintor al óleo- Vela dejó que las salas del Museo del Prado, el mundo de la caza o la Barcelona modernista empaparan los diseños que llegaron a bolsos, pañuelos, corbatas, objetos de decoración o artículos de viaje; la paleta de color de los grandes maestros de la pintura española cobraba vida y salía por primera vez a la calle, mezclándose con una sociedad por fin cambiante y dispuesta a dejarse sorprender.

LOEWEaireA Vela se le recuerda, sobre todo, por habernos dejado el hermoso emblema que dio identidad a LOEWE: desde sus artículos de marroquinería, las 4 eles, con su doble y mágica simetría, han saltado al mundo entero. Sin embargo, conviene recordar sus colaboraciones con los grandes diseñadores que han pasado por la casa a lo largo de la historia de esta firma: Giorgio Armani, Karl Lagerfeld, Dario Rossi, Laura Biagiotti, Roger Vivier, Andrea Pfister o Renzo Zengiaro.

Un año después de su fallecimiento, esta exposición recorre el universo de Vicente Vela y sus aportaciones a LOEWE mostrando, de forma intrínseca, su creatividad desbordante y respetuosa que, de forma imparable dio una identidad inconfundible a la casa española.

LOEWEveláquez

Vicente Vela en LOEWE (1958-1998). LOEWE, calle Serrano, 26. Madrid. Hasta el 1 de abril de 2016 [Lunes a sábado: 10:00 a 20:30h. Domingos y festivos: 11:00 a 20:00h].

Fotografías: Anagramas de LOEWE (1970-2014), “Aire LOEWE” (1985) y bolso Colección “Velázquez” (1991) © LOEWE, 2016.