Archivo de la categoría: Sin categoría

La poesía libre de Víctor Rodríguez Núñez

Víctor Rodríguez Núñez desea, sobre todo, que despegue, el libro con el que ha ganado el XXVIII Premio Internacional de Poesía FUNDACIÓN LOEWE, “sea leído”. “Es el sueño más grande que uno pueda tener”, afirma.

Nacido en Cuba pero asentado en los Estados Unidos desde hace varias décadas, afirma que “cuando vivía en Cuba sólo era un poeta cubano; ahora soy un poeta cubano especializado en poesía cubana”. Reconoce que se había presentado al Premio LOEWE en numerosas ocasiones, ya que “es el premio más importante en su categoría en lengua española; no es el que da más dinero, pero es el que todo el mundo quiere ganar”, explica. “Su rigor, el jurado y la nómina de ganadores es impresionante. Es un honor estar ahí”.

_MG_0025

Entre risas, reconoce: “Cada vez que terminaba un libro lo mandaba al LOEWE y cuando perdía… entonces lo enviaba a otro concurso”. Por ello, se siente “muy orgulloso de haberlo ganado por fin” y afirma agradecer “a todos los que me han hecho esto más difícil, porque me han hecho mejor. La resistencia es muy importante para todo artista.”

Vive un momento luminoso, claro está, pero encuentra difícil definirse como escritor. “Uno no es siempre un mismo poeta, uno está siempre cambiando. Lo importante es la consciencia de ese cambio; es un grave problema resistirse a cambiar, va en detrimento de su obra. Las identidades no existen, lo único que existe es el cambio. La identidad está relacionada con el verbo ‘ser’, y el verbo ‘ser’ es una ilusión. El verbo ‘estar’ es el que representa a la realidad. ‘Estamos’ en el mundo, no ‘somos’. Esa distinción es una riqueza del español que no tienen otras lenguas.”

Sí está seguro, sin embargo, de una característica importante en su personalidad poética: la independencia. “Yo no pertenezco a ningún grupo ni conozco a nadie. No soy un escritor oficial cubano, ni tampoco un escritor disidente cubano. Soy un escritor independiente -explica- y la independencia se paga caro. Lo pagas con la exclusión de antologías, de las publicaciones… no tengo un editor en ninguna parte. La única forma que yo he tenido para seguir publicando ha sido someterme a la lotería de los concursos y eso me ha hecho sentirme, a la larga, bastante seguro de lo que escribo porque he ganado varios premios importantes sin conocer a nadie”. Explica el poeta que lo que escribe “se ha ido imponiendo por sí mismo” y eso “le regocija”, de modo que está “muy agradecido a España por esa cogida porque ha significado mi puerta de escape.” Sin dudarlo, añade: “Aquí me he realizado como poeta.”

Acerca de la repercusión del Premio, explica que “la noticia salió en todos los periódicos de referencia de América Latina”. Así que, advierte divertido: “Si este año mandaron ochocientos manuscritos, ¡a lo mejor al año que viene mandan mil!” Y haciendo referencia a su presencia como miembro del Jurado de la próxima edición, afirma: “¡Me tocará mi parte en el trabajo de abrirme paso en esa selva de poemas!”.

Fotografía: Víctor Rodríguez Núñez en la entrega del XXVIII Premio Internacional de Poesía FUNDACIÓN LOEWE © Uxío de Vila para FUNDACIÓN LOEWE, 2016.

La CND deslumbra con Don Quijote

Para la Compañía Nacional de Danza, que dirige José Carlos Martínez, el estreno del ballet Don Quijote ha supuesto el éxito más esperado por el público. Más de veinte años habían pasado desde que la compañía pusiera en escena un ballet clásico de una noche, y esta versión de Martínez, respetuosa con la tradición y volcada en las raíces españolas de la pieza, ha sido el espaldarazo definitivo al rumbo que ha tomado la compañía desde su llegada a la dirección. El aniversario de la publicación de la segunda parte de la novela y el centenario de la muerte de Cervantes han propiciado que 2016 sea el año en el que este ballet viaje por todo el mundo con la CND.

DQycorpsdeballet

La CND, de la que la FUNDACIÓN LOEWE es su Patrocinador Oficial, cuenta ya con un repertorio completo que no sólo abarca todos los estilos de danza sino que cuenta en su haber con un ballet emblemático en la Historia de este arte; Don Quijote, estrenado en Moscú en 1869, fue un ballet construido a partir de dos capítulos de la segunda parte de la novela de Cervantes, al que el coreógrafo francés Marius Petipa supo dar un sólido carácter español. Tanto la versión original de Petipa como la siguiente de Gorsky, han sido la base en la que se construye esta coreografía de José Carlos Martínez, quien además no ha querido dejar de lado las versiones que él mismo había bailado a lo largo de su carrera como intérprete, y de las que ha incorporado algunos detalles.

SehYunKimSu prioridad, sin embargo, ha sido dotar a esta coreografía del sello inconfundible de nuestras danzas, yendo más allá de lo que pudo hacer el propio Petipa en Rusia: Martínez juega con el folclore y enfatiza el carácter propio de nuestro baile, y ha contado con las aportaciones coreográficas de Mayte Chico para que este Don Quijote cuente con un auténtico sabor flamenco.

Los bailarines invitados Elisa Badenes, Cristina Casa, Joaquín de Luz y Maria Kochetkova intercalan estos días sus nombres en los elencos interpretando los papeles principales junto a los propios bailarines de la CND: Aitor Arrieta, Esteban Berlanga, Moisés Martín, Haruhi Otani, YaeGee Park y Alessandro Riga serán también Quiteria y Basilio, protagonistas del ballet.

Las representaciones de Don Quijote continúan durante todas las próximas fiestas, en el Teatro de la Zarzuela, hasta el próximo 3 de enero.

YaeGeePark&JoaquindeLuz

Más información en el teléfono 915 245 400, en http://teatrodelazarzuela.mcu.es y en las taquillas del teatro.

Fotografías: Cuerpo de baile de la CND, Seh Yun Kim con Iván Sánchez y Joaquín de Luz con YaeGee Park en Don Quijote © Jesús Vallinas para la CND, 2015.

Adiós a Carlos Bousoño

Cuando en la ya remota primavera de 1988, Enrique Loewe y yo empezamos a diseñar el que sería el Premio Internacional de Poesía Fundación Loewe, pensamos en Carlos Bousoño como en uno de los integrantes necesarios e imprescindibles del jurado. Carlos aceptó y formó parte siempre de ese jurado, primero de manera activa y brillante, y honoríficamente después –como presidente- cuando la enfermedad le impidió continuar. Carlos Bousoño (1923-2015) ha sido, con muchos años finales de silencio, tristemente, uno de los poetas más notables de las generaciones de postguerra –por usar su propia denominación- y un gran teórico de la poesía, sosteniendo el sentido  profundo del irracionalismo o del surrealismo, esto es,  que la magia de lo irracional puede entenderse. Freud en otro campo no pensó nada demasiado distinto. Autor de libros de poemas tan altos (y premiados) como “Oda en la ceniza” o “Las monedas contra la losa”, pesamos también en el sabio de “Teoría de la expresión poética” y sus ramificaciones sobre el irracionalismo…

Enrique Loewe, Luis Antonio de Villena y Carlos Bousoño

Con Carlos –a quien yo ya conocía desde casi quince años atrás- era delicia charlar de poesía. No era chismoso, nunca caía en la fácil maledicencia y nada le gustaba tanto como dar la razón al otro si su discurso le convencía. Carlos degustaba y explicaba los libros en las largas deliberaciones del jurado, y nunca dejaba de ser chispeante, lúcido y a la par muy razonable. Amante del superrealismo aleixandrino (por ejemplo) Bousoño amaba ante todo la lucidez y la claridad. Como Caillois explicando a Saint-John Perse. Así explicó a Lorca o a Aleixandre o los libros aparentemente más difíciles –si buenos- que el jurado Loewe dirimía… Ya hemos echado unos años de menos a Carlos. Ahora el adiós es así más fácil o difícil. Nos queda su maestría, su talante cordial y abierto y su necesidad de luz, más luz, siempre razonada y dirimida. Un gran talento amigo.

Luis Antonio de Villena
Poeta. Jurado del Premio Internacional de Poesía Fundación Loewe

Fotografía: Enrique Loewe, Luis Antonio de Villena y Carlos Bousoño ©Fundación Loewe 1991

 

Broches de Ramón Puig Cuyàs en Loewe Barcelona

PuigCuyàs1El joyero Ramón Puig Cuyàs, acompañado por el crítico e historiador de arte Daniel Giralt-Miracle, participó esta semana en el Encuentro LOEWE “El factor humano en la creación actual” que tuvo lugar en el mismo espacio que ahora acoge sus piezas -la tienda LOEWE de Barcelona en Paseo de Gracia- , propiciando una oportunidad única para admirar y conocer el trabajo del joyero y su vínculo con la nueva colección de la firma española.

Explicó Ramón Puig que desde el principio intentó “hacer una joyería que le gustara a la gente a la que no le guste la joyería”, alejándose de la idea de priorizar, como suele suceder en este ámbito, ante “el valor de los materiales”. Para él, romper moldes en el sector joyero significa “conectar las piezas con el origen, con el simbolismo, no con la necesidad de ostentar”. La importancia de la voluntad artística del artesano, que justifica explicando que “la creación es el acto de hacerlo uno mismo, participando en todo el proceso” llevó a Ramón Puig a confesar que “hacer las cosas bien… te hace feliz”.

EncuentroFactorHumanoBcn1

Revisar el pasado para alcanzar el futuro, dice el joyero, es la base de toda evolución, ya que “para transformar algo hay que ser consciente de dónde venimos”, y defendió, igualmente, la idea de “recuperar viejas tradiciones insertándolas en marcos diferentes”.

T-ShirtsOtIn20151

Ese ha sido, precisamente, el punto de partida de Jonathan Anderson en su colección creada en torno a estas joyas; algunas camisetas tienen impresiones abstractas inspiradas en el trabajo de Ramón Puig Cuyàs; una metáfora perfecta de la filosofía creativa e inspiradora de LOEWE.

Exposición de broches de Ramón Puig Cuyàs, hasta el 18 de octubre en la Tienda LOEWE de Paseo de Gracias, 35, Barcelona.

Fotografías: Ramón Puig Cuyàs y Daniel Giralt-Miracle, broche de Puig Cuyàs y T-shirt de la colección LOEWE de hombre Otoño Invierno 2015.