Archivo del Autor: Fundación Loewe

Amigos en torno a la poesía de Basilio Sánchez

La entrega del XXXI Premio Internacional de Poesía Fundación LOEWE y la presentación del libro ganador en el Hotel Westin Palace de Madrid ha reunido, una vez más, a un buen número de personalidades del mundo de la cultura, la moda o las letras. Entre tantos rostros conocidos, el poeta Basilio Sánchez, ganador del certamen, fue el gran protagonista del evento.
Sheila Loewe, Presidenta de la Fundación Loewe, ofreció una muy calurosa bienvenida a lo que “sigue siendo un encuentro de amigos en torno a la poesía”. Enrique Loewe, Presidente de Honor de la Fundación, tuvo unas emocionadas palabras en recuerdo de Carmen Alborch y a Elio Berhanyer mientras echaba la vista atrás a una iniciativa cultural que, tras 31 ediciones, dijo, “sigue viento en popa”.

Tras la entrega del Premio, Antonio Colinas presentó el libro ganador: He heredado un nogal sobre la tumba de los reyes. Un título, dijo Colinas “que tiende a lo surreal, al irracionalismo, precisamente en una obra que está llena de simplicidad, de sencillez,  de una pureza extremadamente decantada”. Colinas quiso señalar una de las virtudes del Premio Loewe: su fidelidad a varias estéticas. ”No ha sido un premio monocorde con sentido exclusivo, sino que en la mayoría de los libros premiados ha habido tantas poéticas como obras.” Así, añadió, la colección de libros distinguidos y publicados a  lo largo de estos 31 años forman “la crónica, la síntesis de la poesía en español de estas tres últimas décadas”. Mencionó también “el sentido abierto” de la Editorial Visor, que acoge desde el nacimiento del Premio a todos los libros galardonados en su Colección de Poesía proporcionando “una gran proyección en la América Hispana, ese mundo que no debemos olvidar nunca, y que suele estar también presente en el Premio”.

En Sánchez, dijo Colinas, se premia “a un autor de obra ya consolidad, pero a la vez un tanto secreta” por su personalidad alejada de los tradicionales circuitos literarios influyentes, y recordó su otra vocación -la médica- que proporciona a su poesía “un humanismo que late en casi todos sus libros”. Definió éste como un poemario profundo “que reclama la relectura” porque más allá de su gran pureza formal “el lector siente que debe descubrir lo que hay detrás”. Un libro, añadió, “necesario, porque nada tiene que ver con esa poesía de cierto simplismo sentimental que hoy tiende a propagarse con mucho éxito”. Alabó, finalmente, la fidelidad de Basilio Sánchez a su personal voz poética, “a la que sigue sometiendo a pruebas en cada libro, superando las influencias y olvidándose de los cantos de sirena que a veces surgen en el mundo literario”. En él, explicó Colinas, “tenemos a un poeta”.

Basilio Sánchez agradeció a Colinas “la lectura atenta y sumamente generosa” de sus poemas y al Jurado -entre quienes, dijo, se encuentran muchos de sus referentes literarios- por haberle concedido un Premio que no quiere interpretar como un “reconocimiento a la calidad de la escritura, a la mayor o menor fortuna de sus versos, sino al espíritu que lo alienta, al estilo humanista que lo impulsa, a esa confianza apasionada con la que busca sobreponerse al agotamiento y desengaño de nuestra época”.  Reconoció el esfuerzo de la Fundación Loewe por “promover y preservar este importante certamen literario que es capaz de generar, en medio de la confusión e incertidumbre de nuestro tiempo, un espacio moral para la poesía, la más humilde pero también la más necesaria de las manifestaciones del espíritu”. Tuvo también palabras de agradecimiento para los asistentes, sus familiares y amigos, y muy especialmente a su mujer y sus hijos, a quienes está dedicado el libro. Habló finalmente Sánchez de la pintura -obra de su padre- que ilustra la portada del libro, relacionándolo directamente con sus versos. “Es un libro de meditación -añadió- pero también el libro de campo de un  naturalista; el libro de alguien que hace de las palabras su manera de ser, que a través de la poesía y de las imágenes que el lenguaje consigue suscitar, se interroga sobre el lugar en el que vive y su manera de relacionarse con él. La poesía del que sabe que no hay nada más hermoso que dejarse convencer por la noche de que todo es eterno.”

El día 19 de marzo a las 19,30h Basilio Sánchez ofrecerá una lectura de poemas de su libro ganador en el Instituto Cervantes de Madrid.

Fotografías: Sheila Loewe, Basilio Sánchez y Antonio Colinas. Enrique Loewe, durante su discurso. Basilio Sánchez frente a sus versos. Chus Visor, Manuela Carmena y Lourdes Garzón © Álvaro Tomé para la Fundación Loewe, 2019.

Expertos en artesanía reunidos en Madrid

El pasado 22 de enero, la Fundación LOEWE y el IED presentaron un encuentro sobre artesanía contemporánea que reunió a nombres relevantes en el mundo del diseño, la artesanía, la arquitectura, el periodismo y el comisariado como Antonia Boström, Sara Flynn, Ramón Puig Cuyàs, Joonyong Kim y Anatxu Zabalbeascoa, todos ellos vinculados al LOEWE Craft Prize. Sus vivencias más personales, ciertas reflexiones sobre la actualidad creativa o sus principales fuentes de inspiración fueron algunos de los aspectos más destacados de esta interesantísima charla, desarrollada en inglés ante un público que reunió a más de 120 personas. 

Anatxu Zabalbeascoa -periodista e historiadora del Arte, y Presidenta del Jurado del LOEWE Craft Prize- moderó un encuentro que reunió a personajes tan diversos como determinantes en la artesanía actual. La cita propició una amena conversación que desveló la evolución de la artesanía tradicional a la artística, o la trascendencia de la belleza y la creación contemporánea en el mundo de hoy. 

El joyero Ramón Puig Cuyàs ha visto expuesta su obra por todo el mundo desde 1972, formando hoy parte de colecciones públicas y privadas, y ha sido galardonado con premios como el Herbert Hoffman de Munich, la mención especial del Premi Ciutat de Barcelona o el Danish Craft Bogprice, entre otros; su trayectoria le proporciona una sabiduría admirable en su discurso, que también desarrolla gracias a su constante actividad docente.

Por su parte, Antonia Boström – actual directora de colecciones del Victoria & Albert Museum de Londres- pasó más de veinte años trabajando en museos de arte americanos antes de volver al Victoria & Albert Museum en el que había comenzado su carrera profesional; sus investigaciones en el campo de la escultura han cristalizado en una prolífica bibliografía sobre esta especialidad artística. El coreano Joonyong Kim es profesor de la Universidad de Cheongju y ha sido finalista de la edición pasada del LOEWE Craft Prize; su trabajo se ha exhibido internacionalmente tanto en exposiciones individuales como colectivas y es un referente por sus creaciones en vidrio. Por su parte, la ceramista irlandesa Sara Flynn, fue finalista de la primera edición del LOEWE Craft Prize e integrante de su panel de expertos durante los dos años siguientes; su obra, mundialmente reconocida, la ha llevado a participar como conferenciante, formar parte de diversos jurados de certámenes de artesanía y haber disfrutado residencias de creación en distintos países.

Un encuentro de artistas que no dudaron en exhibir sus mejores armas creativas y recibieron, tras sus intervenciones, un buen número de preguntas y felicitaciones por un público numeroso y muy diverso que llenó el Aula Magna de la madrileña sede del IED en Madrid. 

Fotografías: Sara Flynn presenta su trabajo ante Anatxu Zabalbeascoa, Ramón Puig Cuyàs, Joonyong Kim y Antonia Böstrom. Ramón Puig Cuyàs. Antonia Boström y Joonyong Kim © Álvaro Tomé para FUNDACIÓN LOEWE.

LOEWE Craft Prize 2019 – desvelados los finalistas

La FUNDACIÓN LOEWE tiene el placer de presentar a los 29 artistas seleccionados para el Craft Prize 2019. Los finalistas han sido fundamentalmente reconocidos por la importancia de sus contribuciones al desarrollo de la artesanía contemporánea, representando cada uno de los trabajos un espectro diverso de técnicas, materiales y formas de expresión.

 

Los finalistas de este año fueron elegidos por un panel compuesto por nueve expertos entre más de 2.500 inscripciones (lo que supone un incremento del 44% respecto al año anterior) de artesanos provenientes de 100 países. El riguroso proceso de selección concluyó con una reunión de dos días del Panel de Expertos en Madrid, durante la cual evaluaron los trabajos más destacados por su realización técnica, innovación y visión artística.

Anatxu Zabalbeascoa, Secretaria Ejecutiva del Panel de Expertos, ha declarado: ‘El Craft Prize de la FUNDACIÓN LOEWE establece el nivel de destreza, voluntad y ambición artística al que la artesanía debería de aspirar’.

Los trabajos de los 29 finalistas serán expuestos del 26 de junio al 22 de julio de 2019 en el jardín interior de piedras ´Heaven´, diseñado por Isamu Noguchi en el Sogetsu Kaikan de Tokio, donde se dará a conocer al ganador.

Descubra más en loewecraftprize.com

Año de premios para la Fundación LOEWE

La Fundación LOEWE termina 2018 con el recuerdo de dos importantes reconocimientos a una trayectoria que este año cumplía 30 años. El Special Prize de los Born Awards y el Premio Fomento de la Artesanía en la IV edición de los Premios Interiores han destacado la labor de la Fundación a lo largo de estos años.

Los Born Awards nacieron hace ocho años de la mano de Jean-Christophe Chopin para fomentar la creatividad en el diseño que acompaña la vida cotidiana priorizando su durabilidad, funcionalidad e integridad. Este Premio, concedido a primeros de octubre, reconocía a la Fundación LOEWE por su “labor en la promoción y apoyo a la creatividad”. Un lugar tan emblemático como el Design Museum de Londres acogió la octava edición de los galardones, que estuvo centrada en la idea de Peerless-un concepto similar a “incomparable” o “sin igual”-, en la que Sheila Loewe como Directora de la Fundación recogió el Premio en un ambiente de alegría y reconocimiento.

Poco después el Premio Fomento de la Artesanía de los Premios Interiores llegaba también a manos de la Fundación LOEWE en una gala que celebraba la cuarta edición de los galardones en el hotel Westin Palace de Madrid. En esta ocasión, Sheila Loewe quiso agradecer el reconocimiento de una disciplina -la artesanía- cada vez más valiosa y exclusiva. “En un mundo en el que todo es inmediato, estos artistas artesanos consiguen detener el tiempo creando obras admirables pensadas con las manos”, afirmó al recibir el Premio.

Con estos dos galardones, la Fundación LOEWE ponía el broche de oro a 2018, un año en el que ha celebrado tres décadas dedicadas a la poesía, la danza, el  diseño, la artesanía, la fotografía y la arquitectura.

Feliz 2019

Fotografías: Sheila Loewe recibe el Special Prize de los Born Awards 2018. Alberto Merlo y Sheila Loewe, en la entrega de los Premios Interiores © Alfredo Arias, 2018.

Los Archivos LOEWE

La tienda más antigua de la firma española LOEWE se encuentra en la madrileña calle de Gran Vía y fue inaugurada en 1939. Un histórico edificio del arquitecto Francisco Ferrer Bartolomé acoge uno de los esquinazos más emblemáticos de esta calle y conserva en sus escaparates el aroma de un siglo atrás, convirtiéndolo en lugar imprescindible para entender el esplendor del pasado que ha forjado el presente de LOEWE. 

Coincidiendo con la inauguración de los Archivos LOEWE en un espacio mágico en la planta sótano de la tienda se podrá disfrutar, hasta el próximo 20 de enero, de una recopilación de piezas históricas de la firma que los conservadores de las colecciones han seleccionado cuidadosamente para mostrar más de un siglo en la innovación del diseño de bolsos. 

Muchas de las piezas seleccionadas por los expertos provienen de los herederos de sus propietarios quienes, tras haber custodiado los bolsos durante años, los han donado a los archivos de la firma con el deseo de que su valía histórica pueda ser compartida por todos. Así, la colección que se presenta en los Archivos LOEWE incluye las líneas geométricas de la época Art Decó, las formas rígidas de la década de 1940, los coloristas diseños de los años 60 o los posteriores diseños desestructurados. 

Todas las épocas de las piezas LOEWE se reúnen en un recorrido histórico que despierta admiración por la perfección del detalle, el respeto a la tradición y la excelencia artesanal que caracteriza a LOEWE. Una cita imprescindible para estas Navidades. 

Felices Fiestas

Archivos LOEWE, calle de Gran Vía, 8, Madrid. Hasta el 20 de enero de 2019 [De lunes a sábado de 10.00h a 20.30h; domingos y festivos: 11.00h a 20.00h].

Fotografías: Tienda LOEWE en calle Gran Vía, 8, Madrid. Vitrina de piezas históricas de los Archivos LOEWE. Bolso adquirido por la actriz Ava Gardner en la misma tienda LOEWE, en 1958.

Art Basel Miami: Chance Encounters IV

Chance Encounters es una exposición anual que presenta la Fundación LOEWE en la tienda LOEWE del Design District de Miami. Se trata de un espacio comercial único presidido por un hórreo original de 200 años, reconstruido piedra a piedra tras su traslado de Portugal a Miami. Con más de diez metros de longitud y cinco metros de altura, la estructura de piedra y madera cuenta con una techumbre a dos aguas. Esta humilde construcción se diseñó para un uso rural que desempeñó durante siglos en la ribera del Miño. Ahora, no obstante, se alza con la majestuosidad de un templo, su superficie curtida por el paso del tiempo reminiscente de otras tierras y otra época.

Anne Low

La contradicción y la dislocación son elementos clave en el universo creativo de Jonathan Anderson en LOEWE. Sus colecciones desafían las nociones de belleza, se enfrentan a las convenciones de género y llevan los materiales y las formas a su límite. Ser contemporáneo significa reconocer el pasado; la disonancia puede crear momentos de extraña armonía. Este potencial está incrustado en el tejido arquitectónico de esta tienda LOEWE gracias a la presencia del hórreo. Ha supuesto una suerte de hilo conductor de la serie de exposiciones Chance Encounters, entablando diálogos inesperados entre artistas y creadores históricos y contemporáneos. En las anteriores ediciones se expusieron obras de Anthea Hamilton, Lucie Rie, Paul Nash, John Ward, Rose Wylie, William McKeown, Lionel Wendt y Sara Flynn —conversaciones entre distintas formas artísticas a través del tiempo.

‘Diver’, woodcut on Japaneese paper 218×117.5 cm
2017

Chance Encounters IV reúne las obras de Andrea Büttner (1972, Alemania), Ian Godfrey (1942-1992, Reino Unido) y Anne Low (1981, Canadá). Pertenecientes a distintas generaciones y trabajando en superficies dispares —cerámica, textil o grabado en madera— estos artistas comparten su fascinación por las tradiciones históricas de la creación: exploran todo el potencial de lo que la sociedad considera anticuado para, de manera posiblemente contradictoria, aportar una visión renovada acerca de las preocupaciones actuales. En su obra, la historia se convierte en un prisma que permite al presente desplegarse en un espectro de realidades sociales, económicas y materiales.

Dust Bed, la instalación recién encargada a Low, ocupa el hórreo apoyándose en las texturas más íntimas de esta construcción; el resultado es una actuación exuberante de formas textiles.

Los grabados en madera de Büttner monumentalizan objetos cotidianos sencillos y fragmentos de obras de arte históricas. Grabadas y estampadas a mano, sus imágenes nos transportan con apremio a nociones de culpa y humildad mediante obras que adoptan ritmos tozudamente lentos y temporalmente escalonados.

Una gran colección de más de 100 obras del ceramista británico Ian Godfrey ocupa expositores de museo repartidos por el espacio comercial. Sus esculturas de cerámica minuciosamente pormenorizadas son mundos individuales que se apoyan en la creación artística de antiguas civilizaciones. Pobladas por animales exóticos y arquitecturas fantásticas, incitan al observador a penetrar en sus paisajes infantiles y le transportan momentáneamente a otra dimensión en tiempo y espacio.

Ritualistic Sculptures and Vessels

Chance Encounters IV. Del 4 de diciembre de 2018 al 31 de enero de 2019. LOEWE Miami Design District, 110 NE 39th Street, Suite #102. Miami, Florida, Estados Unidos.

Fotografías: Anne Low ©Dennis Ha; ‘Diver’ ©Andy Keate, cortesía de Andrea Büttner y Hollybush Gardens; ‘Ritualistic Sculptures and Vessels’ ©Lewis Ronald.

Basilio Sánchez, ganador del XXXI Premio Internacional de Poesía Fundación Loewe

He heredado un nogal sobre la tumba de los reyes, de Basilio Sánchez (Cáceres, España, 1958) ha sido galardonado con el Premio Internacional de Poesía FUNDACIÓN LOEWE, que en su XXXI edición ha contado con un Jurado presidido por Víctor García de la Concha y compuesto por Piedad Bonnett, Francisco Brines, José Manuel Caballero Bonald, Ben Clark, Antonio Colinas, Soledad Puértolas, Aurora Egido, Jaime Siles y Luis Antonio de Villena. Por otra parte, el Premio a la Creación Joven ha sido declarado desierto. Este año se presentaron 868 participantes de 34 países, de los que un 20% provenían de Hispanoamérica. 

Hoy por la mañana, en la tienda LOEWE de la madrileña calle de Gran Vía, se ha dado a conocer el nombre del ganador de este año en presencia de Enrique Loewe, Sheila Loewe -Presidenta de la Fundación-, algunos de los miembros del Jurado y también ganadores de anteriores ediciones.  Tras las palabras de bienvenida de Sheila Loewe,  Víctor García de la Concha dio a conocer el fallo del Jurado, cuya acta destaca “la indagación y valoración de la tradición clásica, buscando nuevos registros, sonidos y significados” del libro. A continuación, la poeta Piedad Bonnett presentó el libro ganador y admitió que “no fue fácil este año escoger el Premio LOEWE de poesía pues muchos de los libros finalistas tenían méritos suficientes para obtenerlo”. Finalmente, explicó, los miembros del Jurado se inclinaron por He heredado un nogal sobre la tumba de los reyes, por su “gran unidad y consistencia que con aliento místico nos invita a reencontrarnos con el mundo de lo natural”. El poemario, añadió Bonnett, “parte de una mirada contemplativa que se detiene en la unidad de lo pequeño, en sus fulgores y revelaciones, pero que también exalta el misterio del origen de lo inmenso y la labor tesonera del poeta, que no es un iluminado sino un artesano de la palabra”. La austeridad que el poeta busca, insistió la escritora colombiana, “no está exenta sin embargo de sensualidad, de imágenes teñidas de colores, sonidos, sensaciones” y añadió que este libro “reafirma la poesía como un acto de fe”.  

Tras estas palabras, el poeta ganador, Basilio Sánchez, se mostró agradecido al Jurado y a la FUNDACIÓN LOEWE, y “muy feliz por el reconocimiento a un libro en el que he invertido un par de años y en el que se recoge lo más esencial de la literatura que he venido haciendo”. También admitió sentirse satisfecho porque este Premio pone de manifiesto que se valora “una forma de entender la poesía íntimamente ligada al concepto humanista de la persona y de la existencia, y que se está defendiendo un tipo de poesía en el que la tradición queda respetada y unificada”. Una poesía, la que escribe Sánchez, que “está al final de una cuerda larga que viene de años”, añadió. “Me siento muy orgulloso de haber sido uno más de los eslabones de esta cadena y de haber aprendido de muchos de los poetas que están sentados hoy delante de mí, a los que considero directamente mis maestros”. El autor definió su poemario como “un libro de meditación, el breviario de un contemplativo”. Es, dijo Basilio Sánchez, “el libro de alguien que hace de las palabras su manera de ser y que a través de la poesía y de las imágenes que las palabras consiguen suscitar, se interroga sobre el mundo que le rodea y su manera de relacionarse con él. Alguien consciente de que vive en una sociedad enormemente pulcra en lo material pero enormemente pobre en lo espiritual; alguien, sin embargo que, asumiendo  que se ha quedado fuera del convite del mundo, que sentado en silencio ante la tumba de las cosas que podrían haber sido, no renuncia al regalo de lo inmenso”. De quien sabe, añadió “que no hay nada más hermoso que dejarse convencer por la noche de que todo es eterno”. 

AMO lo que se hace lentamente,
lo que exige atención,
lo que demanda esfuerzo.

 Amo la austeridad de los que escriben
como el que excava en un pozo
o repara el esmalte de una taza. 

Mi habla es un murmullo,
una simple presencia que en la noche,
en las proximidades del vacío,
se impone por sí sola contra el miedo,
contra la soledad que nos revela
lo pequeños que somos. 

El poeta no ha elegido el futuro.
El poeta ha elegido descalzarse en el umbral del desierto.

Basilio Sánchez
Premio LOEWE 2018
He heredado un nogal sobre la tumba de los reyes

La entrega del Premio y la presentación del libro, que será publicado por la Editorial Visor, tendrá lugar el próximo mes de marzo.

Fotografías: Basilio Sánchez, ganador del XXXI Premio Internacional de Poesía Fundación LOEWE. Momento de deliberación del Jurado. Jurado del Premio Internacional de Poesía FUNDACIÓN LOEWE junto a Enrique Loewe, Sheila Loewe y Chus Visor © Álvaro Tomé para Fundación LOEWE, 2018.

LOEWE Craft Prize 2019 – Plazo de inscripciones cerrado

El 31 de Octubre se cerró el plazo para participar en la presente edición del LOEWE Craft Prize. Estamos abrumados por la amplia respuesta y gran calidad de las obras inscritas, más de 2.500 procedentes de 100 países. Nos gustaría agradecer a todos los inscritos su participación. Si no pudiste participar este año, esperamos que puedas hacerlo en la próxima edición.

Ahora pasaremos las riendas a nuestro Comité de Expertos, que revisarán todas y cada una de las candidaturas durante los próximos tres meses y una vez transcurrido este plazo, se anunciará la lista oficial de finalistas.

LOEWE Craft Prize 2018

La poesía sincera de Luciana Reif

“Veía este premio como algo tan imposible de ganar que mi inconsciente lo había borrado de mi registro mental”, nos explica Luciana Reif (Buenos Aires, Argentina, 1990), ganadora del XXX Premio Internacional de Poesía Fundación Loewe a la Creación Joven. Inocentemente, cuando recibió la llamada telefónica desde España pensó durante varios minutos “que todo era una broma”. Afortunadamente para todos, no lo era: su poemario Un hogar fuera de mí ya forma parte de la lista de galardonados y ha sido publicado por la Editorial Visor. 

“Tenía una fe especial en este libro, una especie de intuición que me hacía desear algo especial para él; le di vueltas y más vueltas… hasta que decidí mandarlo al concurso. Sentía que en este libro había algo que no quería que quedara perdido entre una multitud de voces”. Un poemario en el que Reif reconoce haber plasmado mucho de sí misma: “no sé si es bueno o malo, porque tiene que ver con cuestiones mías autobiográficas, mi recorrido de vida, el paso de la adolescencia a la adultez, de qué significa ser mujer… cuestiones que yo, en mi vida cotidiana, me problematizo”. Reif ha convertido esos conflictos en poemas en los que a veces “los miedos aparecen agigantados. El yo poético es bastante profundo, oscuro, complejo. Me pasaba que si escribía dos o tres poemas de este libro seguidos me generaba una ansiedad tal, que tenía que parar”. Así, con este libro Luciana Reif se permitió “jugar un poco más de lo que se puede en la vida real, porque uno tiene que vivir, ir a trabajar, tener relaciones con sus amigos o con su pareja; en la vida hay que estar más templado”.

La poeta desea conservar una autenticidad creativa que la lleva a pensar que el poema “sale de la inspiración en el sentido de que nace de cosas que tal vez vengo labrando en la cabeza; de pronto se dispara un primer verso y después es como un efecto dominó”. Ojalá, explica “que el premio me sirva para laborar mejor o para encontrarme mejor con esa autenticidad. Si no, cuando se trasforma en algo muy racional, el poema aparece cuando aparece y uno no ve el poema antes de que aparezca. Me gustaría conservar esa frescura y alimentarla, no empezar a ver el poema antes de que exista”.

Entre sus referentes poéticos, Reif cita a Paula Jiménez España -quien le ayudó a corregir el libro-, a Susana Thénon, Alejandra Pizarnik, Idea Vilariño, Marosa de Giorgio… “Leo más a mujeres que a hombres”, confiesa la poeta argentina, a quien su formación en Sociología aporta una determinada visión del mundo actual. “A la mujer siempre se le retrata desde la esfera de lo íntimo, desde el tacto cercano… siempre se le presenta una reflexión que invita a ese discurso poético y hay un acercamiento casi inmediato a la necesidad de transformar eso tan fuerte, desde la maternidad al vínculo con la pareja. A mí eso me llama poderosamente la atención e incita mi escritura también”.  Reflexionando sobre el momento actual, añade: “Espero que este premio no cambie mi forma de entender la poesía, porque si hay algo que reconozco en Un hogar fuera de mí, es que salió de algo muy sincero”. 

La tarde que me acosté sobre mi mamá,
la tarde que apoyé mi cabeza
sobre su pecho y sentí
sus senos flacos y sus muslos
cansados debajo de las sábanas,
pensé en su torso tendiéndose con desgano
sobre el de mi papá; ella, la mejor gimnasta,
balanceándose una y otra vez
sobre la misma barra, el miembro viril
entre sus raspadas manos.
Mi madre, la gran equilibrista,
capaz de caminar sobre la cuerda floja
y mantenerse en pie.
Yo tenía ocho años ese mediodía
que volví a casa llorando, un chico
del colegio me arrinconó en el pasillo
me agarró fuerte de las muñecas
y besó mis labios.
Cualquier ser es un demonio
si no es una la que decide abrir
Las puertas de su cuerpo. 

Luciana Reif
Un hogar fuera de mí, XXX Premio Internacional de Poesía Fundación Loewe a la Creación Joven.

Fotografías: Luciana Reif en la entrega del XXX Premio Internacional de Poesía Fundación Loewe © Álvaro Tomé para Fundación Loewe, 2018.

Ida Vitale, Premio FIL en Lenguas Romances

La poeta uruguaya Ida Vitale ha sido recientemente galardonada con el XXVIII Premio FIL en Lenguas Romances de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (México). “Su depurada voz poética -dice el Acta del Jurado- apegada al mundo natural, a las expresiones artísticas, y al transcurrir del tiempo vivido, sabe renovar la tradición y afirmar su presencia en la modernidad”. Con poemarios como La Luz de esta memoriaProcura de lo imposibleLéxico de afinidadesSueño de la constancia o Cada uno en su noche, Vitale se ha convertido en un referente en la creación actual y un nombre indiscutible de la llamada Generación del 45.

Ida Vitale ha sido miembro del Jurado del XXVII Premio Internacional de Poesía Fundación Loewe y fue la encargada de presentar el libro Contratono de la colombiana María Gómez Lara, ganador del Premio a la Creación Joven. En 2014, Vitale participó en un Loewe Talk junto a la escritora Soledad Puértolas, también miembro del Jurado del Premio Loewe de Poesía.

Nacida en Montevideo en 1923 -como cuarta generación de emigrantes italianos- Vitale creció en un ambiente intelectual que dirigió su curiosidad hacia las Humanidades; discípula de José Bergamín y fiel seguidora de Juan Ramón Jiménez, Vitale cristalizó como poeta, ensayista, profesora y crítica literaria; no menos importantes son sus traducciones de autores como Luigi Pirandello o Simone de Beauvoir, entre otros. En 1974 se exilió en México durante diez años a causa de la dictadura que golpeaba Uruguay y actualmente vive en Estados Unidos. Colaboradora de diversos periódicos y revistas a lo largo de su vida, su vínculo con México le llevó a formar parte del consejo asesor de la revista Vuelta y del grupo fundador del periódico Unomásuno. La escritora es, además, Doctora Honoris Causa por la Universidad de la República Uruguay y entre los numerosos galardones que ha recibido a lo largo de su carrera, destacan el Premio Internacional Octavio Paz de Poesía y Ensayo (2009), el Reina Sofía de Poesía Iberoamericana (2015), el Internacional de Poesía Federico García Lorca (2016) o el Max Jacob (2017).

Ida Vitale recibirá el Premio FIL en Lenguas Romances el próximo mes de noviembre en México, pocas semanas después de haber celebrado su 95 cumpleaños.

Fotografías: Ida Vitale en la presentación de Contratono, de María Gómez Lara, ganador del Premio a la Creación Joven del XXVII Premio Internacional de Poesía Fundación Loewe. Ida Vitale junto a Sheila Loewe y Soledad Puértolas en la tienda Loewe de Gran Vía © Uxío da Vila, 2014.