Archivo del Autor: Fundación Loewe

La voz femenina se impone en el XXXII Premio LOEWE de Poesía

Gavieras, de Aurora Luque (Almería, España, 1962) ha sido galardonado con el Premio Internacional de Poesía FUNDACIÓN LOEWE, que en su XXXII edición ha contado con un Jurado presidido por Víctor García de la Concha y compuesto por Gioconda Belli, Antonio Colinas, Aurora Egido, Margo Glantz, Juan Antonio González Iglesias, Jaime Siles, Luis Antonio de Villena y Basilio Sánchez, ganador de la edición anterior. Igualmente, el poemario Aunque los mapas, de Raquel Vázquez (Belmonte, Lugo, España, 1990) ha recibido el Premio a la Creación Joven de este año.

Sheila Loewe, Presidenta de la Fundación, ha dado a conocer hoy por la mañana los nombres de las ganadoras del certamen en presencia de ambas poetas y algunos miembros del Jurado en la tienda LOEWE de la calle Gran Vía, en Madrid. Las primeras palabras de Víctor García de la Concha, antes de proceder a la lectura del Acta del Jurado, fueron para Enrique Loewe, presente también en la tienda, con quien compartió la alegría cómplice de haber llevado juntos el Premio durante tantos años.

Gioconda Belli presentó el libro Aunque los mapas, de Raquel Vázquez, que recibió el Premio que reconoce a un autor menor de 30 años, explicando la unanimidad del Jurado en reconocer la madurez de la autora, quien en este poemario utiliza “un aliento poético capaz de crear, desde la intimidad, un mundo poblado de imágenes que deslumbran por su originalidad y su hondura. Un mundo que habla de encuentros y pérdidas sin sentimentalismos”. Una poesía, indicó “accesible y depurada a la vez” en la que el Jurado supo reconocer unos finales “con imágenes rotundas y poderosas, como una bailarina que sabe exactamente el movimiento para que su imagen quede vibrando en la memoria cuando termina la música”. Añadió Belli su alegría al comprobar la supervivencia, entre la juventud española, “del hálito de la tradición de la gran poesía de este país, que ha vibrado por siglos”.

Raquel Vázquez, llena de agradecimientos, encontró “difícil acertar a decir cuánto me supone estar aquí en este momento, por el Premio y por el hecho de que Aunque los mapas vaya a ser publicado -y de tan magnífica forma- pero también por esta alegría compartida que de repente crea esa ilusión efímera, frágil, casi precaria, de que todo está bien; sentir eso es, ya en sí mismo, un regalo”.

HIROSHIMA

El tiempo en Hiroshima avanza en bicicleta.
Cíclicamente en los parques florecen
rosas y rayos gamma.
Un niño pedalea a lo largo del Ôta
con barba encanecida.
Otro juega al balón, no teme aún al cielo.
Una anciana recuerda la seda del yukata
derramada en las manos de su madre.
Febrilmente una joven hace el cómputo
de camisas radiactivas, palomas
blancas ante su ingreso por primera
vez en un hospital.
Un peatón se detiene.
Está azul el semáforo.  Entrecierra
los ojos para ver, cree ver.  Avanza.
Cruza un pájaro la rueda del sol
sin saber de los tarde.
Sin saber del dolor o de los nunca.
La bomba atómica sigue cayendo.
Sólo vemos la luz,
no cómo nos quemamos.

Raquel Vázquez
Aunque los mapas
XXXII Premio Internacional de Poesía FUNDACIÓN LOEWE a la Creación Joven

Por su parte, el poeta Juan Antonio González Iglesias presentó Gavieras, el libro ganador de este año: “El nombre del Premio LOEWE honra a todos los que lo hemos ganado, pero creo que puedo decir que el nombre de Aurora Luque honra también al Premio. Fue una sorpresa agradable para todos nosotros confirmar que teníamos a una de las grandes de nuestra poesía en esta nómina, que ya es excelente”. El libro de Luque, explicó González Iglesias, pone “en femenino y en plural un sustantivo un poco raro en la tradicional española que ofrece una perspectiva que podría ser histórica porque trata de muchas mujeres, cuyas líneas sumadas dibujan el autorretrato de la poeta. Lo femenino y lo plural es algo que valoramos mucho a la hora de conceder el Premio”. Señaló también ”el aliento humanista” que trata de la “condición de la mujer y por ello de la condición humana, de todos nosotros. Figuras de mujer que arrancan en la antigüedad grecorromana y llegan hasta la cultura urbana, la posmoderna, la pop. Empieza por Safo, con elementos sencillos de las culturas antiguas que a veces olvidamos”. Destaca el poeta en el libro ganador también a Joaquín Sabina o a Polanski, en lo que reconoce “casi una defensa de la cultura urbana y el ocio”. Aurora Luque agradeció el Premio y se mostró feliz de formar parte del elenco de este galardón, destacando un Jurado “lleno de gente que admiro profundamente, y es la razón primera por la que una apuesta por este Premio; espero que LOEWE siga apoyando por siglos y siglos la poesía”. Explicó Luque que mientras escribía algunos de los poemas del libro ganador, preparaba una nueva edición de su traducción de poemas de Safo, bastante renovada por la aparición de papiros nuevos y precisamente ese reencuentro con Safo se tradujo en uno de los poemas protagonistas del libro.

HABLO A SAFO

Ven en mi ayuda, Safo,
¿me traes unas alas? Dos juegos:
Unas para mi espalda
-¿Se clavan? ¿Me harán daño?-
y unas leves de abeja
para cada palabra.
Trae miel de la tuya, de la amarga.
Esas cosas antiguas
-miel, sandalias, frescor,
las alfombras marinas de la luna
que esconden a la muerte deseante,
aletazos violentos que ponen a saltar,
como pez en la arena, al corazón,
una ambición de voluptuosidades.
Paladear recuerdos
o lamer una piel que ha regresado
de gozar la negrura de las olas,
miel recién fabricada,
hierbas para acostarse a mediodía,
rosas sin hibridar.
No nos son tan ajenos tus objetos.
Sólo hay que detenerse.
Pedírtelos.
Apartar tanto ruido.
Pues nos falta muy poco
para estar muertas.
Tráeme, Safo, alas,
alas, alas, frescor,
silencio, brazos,
alas.

Aurora Luque
Gavieras
XXXII Premio Internacional de Poesía FUNDACIÓN LOEWE

 La entrega de Premios y presentación de los libros ganadores publicados en la Colección Visor de Poesía se celebrará el próximo mes de marzo, en Madrid.

Fotografías: Aurora Luque y Raquel Vázquez en la tienda LOEWE de Gran Vía. Jurado del XXXII Premio Internacional de Poesía FUNDACIÓN LOEWE © FUNDACIÓN LOEWE, 2019.

A través del cristal

Como si de un viaje en el tiempo se tratara, una nueva exposición nos acerca a la historia de la firma LOEWE a través de uno de sus más célebres rasgos de identidad: los escaparates. No es casualidad que la emblemática tienda LOEWE de la calle Gran Vía de Madrid –inaugurada en 1939, la más antigua que permanece abierta en la actualidad– sea el espacio que acoge una muestra que abarca siete décadas de escaparatismo y ocho temáticas distintas.

Creados a lo largo de los años por importantes diseñadores y artesanos, los escaparates de LOEWE han sido punto de atención al viandante; la exposición revive esos espacios históricos, en ocasiones yuxtapuestos con interpretaciones actuales de Jonathan Anderson, director creativo de LOEWE. Además de fotografías y textos explicativos, la muestra incluye algunas piezas que han marcado momentos clave en la trayectoria de la firma, como un enorme saltamontes de metal de los años 60, obra de José Pérez de Rozas –quien fuera el gran creador escaparatista de LOEWE durante más de 30 años– que se presenta junto a la reinterpretación de la misma pieza creada por Anderson para los ventanales de la temporada verano 2017.

También pueden verse los bocetos de Pérez de Rozas a cera y acuarela para los escaparates, unas impactantes cabezas de caballo del escultor Amadeo Gabino o la revisión escultórica de la figura central del cuadro Las meninas de Velázquez –la infanta Margarita, protagonista de la obra de Velázquez– que forma parte de la colección personal de Enrique Loewe y ha sido cedida temporalmente para la muestra.

Una vez más, la historia de la firma nos guía en un viaje por el tiempo y las particularidades sociales y estéticas de las generaciones pasadas, a través de la excelencia creativa y artesanal de LOEWE.

A través del cristal: los escaparates de LOEWE. Galería LOEWE, Gran Vía 8, Madrid. A partir del 12 de septiembre [Lunes a sábado: 10.00 a 20.30h. Domingos y festivos: 11.00 a 20.00h].

Fotografías: A través del cristal: los escaparates de LOEWE.

Lecturas de Basilio Sánchez en el HAY Festival de Segovia

Un año más, el Premio Internacional de Poesía Fundación Loewe llega al HAY Festival de Segovia, un gran encuentro anual de letras y artes con proyección internacional.

Este año el programa incluye dos lecturas de poemas del ganador de la XXXI edición del Premio Internacional de Poesía FUNDACIÓN LOEWE, Basilio Sánchez.

La primera tendrá lugar el próximo viernes 20 de septiembre de 2019 a las 19:30 en la Plaza San Martín de la emblemática ciudad de Segovia, dentro del evento “Voces en la Plaza”, de entrada gratuita.

El sábado 21 también se podrá disfrutar de la segunda lectura en el Jardín Romeral de San Marcos, dentro del programa “Lecturas en el jardín: propios y ajenos” a las 11:00 (será necesaria reserva previa).

Si estás interesado/a en compartir con nosotros esta experiencia, en la página web del Festival puedes hacer tu reserva (https://www.hayfestival.com/p-15874-magali-guerrero-jean-christophe-rufin-benjamin-ziff-laura-hugo-caroline-michel-belen-ferrier-guillermo-solana-hugh-elliott-and-jose-antonio-municio.aspx)

CASA LOEWE, en Londres

CASA LOEWE se ha convertido en uno de los conceptos más atractivos de la firma LOEWE: implica lujo, intimidad y cultura, en unos términos perfectamente engranados con la trascendencia y el encanto de la firma española. Esta idea proviene de las presentaciones de las colecciones LOEWE en la Maison de l’UNESCO en París, donde cada entorno simula el hogar imaginario de un coleccionista.

 En la tienda LOEWE de New Bond Street, una de las calles más emblemáticas de Londres, este concepto sirve de vínculo entre el espíritu contemporáneo del LOEWE Craft Prize y los Chance Encounters que se celebran cada año en Miami. La tienda, que ocupa las tres plantas de un edificio histórico, esconde una escalera de caracol de estilo georgiano y un ascensor cilíndrico transparente envueltos en materiales naturales, en un ambiente de cuidado diseño.

Con Jonathan Anderson como Director Creativo de la firma, LOEWE ha visto crecer su presencia en la capital inglesa. La segunda planta de la tienda de New Bond Street que acoge CASA LOEWE reúne varias de las obras de arte que forman la creciente colección LOEWE: algunas de las piezas rotan, ofreciendo un caleidoscopio que combina diseño, artesanía y modernidad. Catorce obras –incluyendo tres esculturas en roble del ganador del LOEWE Craft Prize 2017, Ernst Gampierl, o una serie de 15 fotografías de Alair Gomes- están perfectamente situadas en el espacio para que el visitante mantenga la sensación de sorpresa y espontaneidad a lo largo de todo el recorrido. Anthea Hamilton, Edwin Lutyens, William Turnbull, Grayson Perry, Nicholas Byrne, Giorgio Griffa, Caragh Thuring, Daniel Sinsel, Axel Vervoodt, Ron Nagle, Alvaro Barrington, Magali Reus y Justin Fitzpatrick exponen su valioso talento a los visitantes de CASA LOEWE.

Fotografías: Anthea Hamilton, Vulcano Table. Daniel Sinsel, Butzenbrille. Alvaro Barrington, Been around the world -2.

Convocatoria del LOEWE FOUNDATION Craft Prize 2020

La FUNDACIÓN LOEWE anuncia la apertura de la convocatoria del LOEWE FOUNDATION Craft Prize 2020, que tendrá lugar en el Musée des Arts Décoratifs de París. El plazo para la presentación de obras al Premio terminará el próximo 30 de octubre.

Jonathan Anderson, director creativo de LOEWE, afirma que “la cuarta edición del Craft Prize FUNDACIÓN LOEWE promete basarse en el alto nivel establecido por nuestras ediciones anteriores. Ha sido gratificante ver cómo el Premio ha sido reconocido como una importante plataforma para la artesanía y su papel en la cultura actual”.

Un jurado de expertos, formado por artistas, artesanos, especialistas, comisarios y diseñadores estudiarán cada una de las obras participantes y preseleccionarán un máximo de 30 piezas. Los criterios de selección del jurado incluyen la originalidad, la visión artística, la precisión en su realización, la excelencia de los materiales empleados, su aportación innovadora y una clara marca distintiva por parte del autor.

Este año, se incorporan al comité de expertos Hyeyoung Cho (Secretaria General de la Fundación de artesanía y diseño de Corea del Sur), Rodman Primack (Embajador Global de Design Miami), Koichi Io (artista del metal y finalista del LOEWE FOUNDATION Craft Prize 2019) y Sylvie Vandehoucke (artista del vidrio y finalista del LOEWE FOUNDATION Craft Prize 2017).

Las obras finalistas formarán parte de una exposición organizada en elMuseo de las Artes Decorativas de París, donde el jurado seleccionará la pieza ganadora. El Museo de las Artes Decorativas de París fue fundado en 1882 con idea de promover las artes aplicadas y desarrollar lazos entre la industria y la cultura. El jurado de 2020 contará con nuevos miembros como Olivier Gabet (director del Museo de las Artes Decorativas de París) y Genta Ishizuka (ganador del LOEWE FOUNDATION Craft Prize 2019).

Descarga las bases del LOEWE FOUNDATION Craft Prize 2020 aquí.

Últimos días en Sogetsu Kaikan

Sogetsu Kaikan –sede de la Fundación Sogetsu en Tokio- acoge, hasta el próximo 22 de julio, la selección de obras finalistas de la tercera edición del LOEWE FOUNDATION Craft Prize; entre ellas, la espectacular pieza titulada Surface Tactility #11de Genta Ishizuka, ganador del certamen.

Un prestigioso jurado formado por especialistas de la talla de Anatxu Zabalbeascoa, Jennifer Lee, Naoto Fukasawa o Patricia Urquiola, seleccionaron la obra de Ishizuka entre un total de 29 piezas finalistas. El japonés, graduado en la Universidad de las Artes de Kyoto, ha visto su trabajo recogido en importantes exposiciones individuales y colectivas a lo largo de los años, formando también parte de las colecciones permanentes de instituciones como el Minneapolis Institute of Art y del Victoria & Albert Museum de Londres.

Otras dos piezas recibieron menciones especiales por parte del jurado: Untitled, de Dichotomy Series(2018), obra de Harry Morgan, y KADO (Angle, 2018) de Kazuhito Takadoi. Estas y otras piezas están expuestas en ‘Heaven’, el conocido jardín interior de piedra obra de Isamu Noguchi en Sogetsu Kaikan.

Jonathan Anderson, director creativo de LOEWE, impulsó el certamen para resaltar los orígenes artesanales de la firma y su relevancia en el diseño actual. El LOEWE FOUNDATION Craft Prize por lo tanto, surgió como respuesta a un anhelo de reconocer estas importantes aportaciones y, de esta forma, las obras que constituyen la exposición desvelan el desarrollo actual de la artesanía, englobando el trabajo en cerámica, joyería, madera, cristal, papelería o lacado, entre otras especialidades. Una muestra ejemplar cuya exhibición termina dentro de muy pocos días.

LOEWE Foundation Craft Prize, hasta el 22 de julio. Sogetsu Plaza, 2-21, Akasaka 7-chome, Minato-ku, Tokio (10.00h – 18.00h. Viernes hasta las 20.00h).Fotografías: LOEWE Foundation Craft Prize en Sogetsu Kaikan.

Fotografías: LOEWE Foundation Craft Prize en Sogetsu Kaikan.

Hervé Guibert, en PHotoESPAÑA

Una exposición monográfica de Hervé Guibert protagoniza la novena participación de la FUNDACIÓN LOEWE en PHotoESPAÑA, que de esta forma continúa la linea iniciada en ediciones anteriores con Minor White y Hujar-Wojnarowicz. La emblemática tienda LOEWE de la calle de Gran Vía en Madrid acoge esta muestra, que podrá verse hasta el 1 de septiembre.

María Millán, como comisaria de la muestra, nos presenta en esta ocasión la vulnerabilidad del artista que se enfrentó a su enfermedad con actitud consciente y otorgando a su lucha personal un eco social que nos llega hasta hoy. Escritor y fotógrafo, a mitad de camino entre la expresión artística y la denuncia de su realidad, Herve Guibert (1955-1991) representa a los artistas de una generación que, a pesar de su relevancia en los ambientes intelectuales, no dejó de sufrir la estigmatización por su diagnóstico de sida. Maestro de lo cotidiano, Guibert nos muestra en su obra una gran delicadeza en el cuidado exquisito de sus composiciones y un equilibrio perfecto en sus juegos de luces y sombras; sus ambientes domésticos, sus amigos y amores, así como su actividad literaria, son los principales protagonistas de esta muestra. En ella veremos, entre otros, al matrimonio Balthus, a su amigo Thierry, a Michel Foucault, a Isabelle Adjani, o a las tías del artista. Personajes clave en el desencadenamiento y final de su enfermedad, que aparece retratada de forma elegantemente cruda.

Guibert -que se hizo un importante hueco en los ambientes culturales del momento gracias a su columna fotográfica en Le Monde- tuvo que enfrentarse a la actitud social hostil que despertó su enfermedad, y así nos los recuerda su obra. En los últimos tiempos, el artista cuestionó el tan afamado pensamiento liberal francés dando conciencia social a su lucha personal contra la muerte, concediendo voz y presencia a todo un colectivo que aún hoy, en muchas partes del mundo, lucha por sus derechos fundamentales de libertad. A través de situaciones hermosamente representadas con escenas cotidianas que evocan también sus deseos personales, sus anhelos y preocupaciones, el trabajo de Guibert invita a la reflexión y al compromiso social. Todas las imágenes expuestas son impresiones autorizadas por el patrimonio del artista y cedidas por la Maison Européenne de la Photographie. 

Con esta muestra, LOEWE vuelve a dar visibilidad a los esfuerzos de Guibert en las causas sociales que abordó y, de esta forma, espera contribuir en la lucha contra la intolerancia y la marginalización que aún hoy existen en muchos lugares, además de poner atención en la amenaza que supone para el mundo actual la pérdida de ciertas libertades que ya fueron ganadas. En el marco de estas reivindicaciones y coincidiendo con la muestra, el día 3 de julio a las 19h se reunieron Agathe Gaillard, Christine Guibert y Kiddy Smile en el Círculo de Bellas Artes de Madrid para rememorar la escena artística del París de los años 80. El encuentro estuvo moderado por el periodista Jorge Barriuso.

Hervé Guibert. PHotoESPAÑA 2019. Galería LOEWE, calle de Gran Vía, 8, madrid. Del 5 de junio al 1 de septiembre [Lunes a sábado: 10.00 a 20.30h. Domingos y festivos: 11.00 a 20.00h].

Fotografías: Autoportrait, 1989. Balthus et sa femme, 1988. Collection Maison Européenne de la Photographie, París © Hervé Guibert.

Genta Ishizuka ganador del Craft Prize FUNDACIÓN LOEWE

LOEWE se complace en anunciar al ganador del Craft Prize FUNDACIÓN LOEWE. Genta Ishizuka ha sido escogido entre 29 finalistas por su obra Surface Tactility #11, 2018.

Surface Tactility #11 por Genta Ishizuka

 

 

 

El director creativo de LOEWE Jonathan Anderson ha declarado sobre el ganador
de este año: ‘El trabajo de Ishizuka prueba que la artesanía puede ser abierta y
mostrar libertad creativa. Su empleo contemporáneo de la técnica ancestral del
lacado rompe con las convenciones y presenta una nueva visión escultural dentro
del mundo de la artesanía’.

El jurado también ha otorgado dos menciones especiales:

Harry Morgan por su obra ‘Untitled’ de Dichotomy Series, 2018. El jurado ha
comentado: ‘Esta obra radical de Harry Morgan muestra un enfrentamiento
paradójico de materiales que no casan juntos. Harry aplica el espíritu de la
artesanía a los materiales comunes’.

‘Untitled’ de la serie Dicotomy por Harry Morgan

Kazuhito Takadoi por su pieza KADO (Ángulo), 2018. El jurado ha descrito su
trabajo como ‘artesanía desprovista de nombre’ y alabó a Takadoi por cuidar
la concepción de la obra: el artista cultivó los materiales en su propio jardín
hasta crear un objeto de poderosa forma.

KADO (Angle) por Kazuhito Takadoi

Jennifer Lee, miembro del jurado y ganadora del Craft Prize FUNDACIÓN LOEWE
2018, ha afirmado: ‘Los finalistas de este año demuestran que las antiguas
tradiciones aún pueden sorprendernos y ser radicales y contemporáneas. Este
premio alimenta la curiosidad y abre la mente hacia nuevas maneras de abordar
la creación y de trabajar con los materiales’.
La obra ganadora será expuesta junto a las finalistas en el jardín interior de piedra
`Heaven´ de Isamu Noguchi, en el centro Sogetsu Kaikan de Tokio, hasta el 22 de
julio de 2019.

Antonio Cabrera

 

Queremos compartir unos poemas de nuestro amigo Antonio Cabrera, ganador del Premio Internacional de Poesía Fundación Loewe 1999, al que echaremos de menos siempre.

EN LA ESTACIÓN PERPETUA

ANTONIO CABRERA

Ganador XII edición Premio Loewe

 

LA INTIMIDAD

Vine hasta aquí para escuchar la voz,
la voz que según dicen nos habla desde dentro
y endulza la verdad si la verdad
merece una degustación serena,
o la hace más amarga si es amarga,
con sólo pronunciar la negra hiel
que ha reposado intacta entre sus sílabas.
Vine hasta aquí para escuchar la voz
que no sabe, ni quiere, ni podría engañarnos.

Elegí este lugar de belleza imprevista.
(Llegué hasta él casualmente un día de abril
por el que navegaban nubes grandes,
manchas oscuras sobre el suelo, pruebas
acaso necesarias de que la luz habita
entre nosotros: esa transparencia
que olvidamos y que es, al mismo tiempo,
difícil y evidente.)
Diré por qué es tan bello este lugar:
forma un valle cerrado entre montes boscosos,
un circo escueto que circundan peñas
rojizas, donde el viento es un cuervo
delicado aunque fúnebre;
los hombres han arado su parte más profunda,
y allí crece el olivo y unos pocos almendros
y un ciprés y una acacia; las sombras del pinar
asedian desde entonces las lindes de estos campos,
su yerba luminosa, y el pedregal resiste
como un altar al sol; todo tiene una pátina
de realidad, un ansia, un prestigio remoto.

Porque creí que este silencio era
igual al de una estancia solitaria,
vine a escuchar la voz que desde dentro
nos habla de nosotros mismos. Pero
pasa el tiempo y escucho solamente
la prisa del lagarto que se aparta de mí
Y el vuelo siseante de la abeja,
no mi voz interior.
Todo es externo.
Y las palabras vienen
a mí y en mí se dicen ellas solas:
la ladera encendida bajo la nube exacta,
el bronce del lentisco,
una roca que liquen acaricia…
Lo íntimo es el mundo. Con su callado oxígeno
Sofoca sin remedio la voz que quiere hablar,
la disuelve, la absorbe.

He venido hasta aquí para escucharme
y todo lo que alienta o es presente
me ha hecho enmudecer para decirse.

LA ESTACION PERPETUA

El invierno se fue. ¿Qué habré perdido?
¿Qué desapareció, con él, de mi conciencia?

(Esta preocupación -seguramente absurda-
por conocer aquello que nos huye,
me obliga a convertir el aire frío
en pensado cristal sobre mi piel pensada,
y a convertir la gloria entristecida
de los húmedos días invernales
en la imposible luz que su concepto irradia;
esta preocupación, en fin, tiene la culpa
-y qué confuso y dulce me parece-
de que duerman en mí los árboles dormidos.)

El invierno se fue, pero nada se lleva.
Me queda siempre la estación perpetua:
mi mente repetida y sola

Basilio Sánchez, la escritura silenciosa

Basilio Sánchez (Cáceres, 1958) ganador del XXXI Premio Internacional de Poesía Fundación LOEWE, vivió la entrega del galardón con “la sensación de que no queríamos que terminara; había una amabilidad general que hacía que me sintiera arropado, protegido, y hasta querido”, explica. El poeta, con diez libros publicados previamente, considera que el Premio le ha llegado en el momento “más avanzado” de su trayectoria poética, “cuando lo que venía escribiendo ha llegado a su punto mayor de depuración. Yo pensaba que He heredado un nogal sobre la tumba de los reyes me había salido bien, que era muy unitario, y al no llevar título tenía ese carácter de libro de meditaciones; como si uno hablara sólo para sí, sin necesidad de forzar la voz ni convencer a nadie de nada”, afirma. 

Estandarte de una poesía susurrada, alejada de los portales hoy más habituales de exhibición, Basilio Sánchez ha celebrado su Premio tanto por él como por lo que su escritura representa. “La poesía que hoy suena, es la poesía joven; la que se difunde en los escaparates de las librerías virtuales”, afirma. “En una época en la que predomina la inmediatez y la fugacidad de una poesía ‘de usar y tirar’ en la que uno escribe algo hoy, mañana lo cuelga, y pasado ya tiene varios miles de ‘me gusta’, que se premie un libro de poesía de papel y lápiz, de tiempo, elaborada con lentitud, que es fruto además de la experiencia de muchos años… me gusta, porque es la mejor forma de reivindicar un tipo de escritura en la que creo”. Una poesía, añade, “sedimentada, lenta, hecha para perdurar, no para sobrevivir en las redes sociales”. El reconocimiento a su libro, insiste, “reivindica a un grupo enorme de poetas a los que admiro y a los que he venido leyendo durante muchos años, que tienen mi edad y que llevamos haciendo una escritura silenciosa, fuera de las redes”. Su poesía, explica, “bebe de la tradición, sin anularla ni rechazarla, sino que se nutre de ella y con ese respeto intenta hacer la suya propia”.

Halagado por el hecho de que sus referentes literarios hayan reconocido su libro como merecedor de este premio, recuerda la relevancia del Jurado del Premio Loewe. “ Yo leía a esos poetas cuando empecé a escribir y ahora los ves ahí sentados, leyendo tu libro… y encima, ¡gustándoles!”, se admira con humor. Nombra a Jaime Siles, a Caballero Bonald, a Francisco Brines, Antonio Colinas o De Villena. “Víctor García de la Concha -Presidente del Jurado- era una eminencia como crítico literario cuando empecé; todos soñábamos con que él tuviera a bien hacer una reseña de un libro nuestro”, añade. Un Jurado del que Sánchez formará parte en su próxima edición. “Va a ser difícil, pero pondré el mismo empeño que escribiendo un poema; es una gran responsabilidad porque está en juego el prestigio del Premio, del Jurado… y también que un buen libro pueda salir a la luz”, reflexiona. Se trata, incide, “de elegir el libro que pienses que es el mejor, independientemente de afinidades o modas, e intentar detectar objetivamente determinados elementos que son los que dan valor a una obra”. Basilio Sánchez se considera “un trabajador de la poesía; no sólo escribir poemas sino todo lo que tiene que ver con la escritura: elegir el lápiz y el papel, la cubierta del libro, la editorial, o las lecturas de poemas”. El poeta, médico de profesión, reconoce el “trasvase” que vive entre ambas actividades: “Con los años he descubierto que el médico que soy ha mejorado mucho gracias a la poesía, pero que el poeta también se ha nutrido de la medicina”. Sin embargo, reconoce, su anhelo es “ser un buen médico en la medicina y un buen poeta en la escritura; si no, sería sospechoso”.

Fiel a su costumbre de alternar cada libro con, al menos, un año de silencio, Sánchez se encuentra en ese periodo de “aparente esterilidad que en realidad no es así, porque recargas emocionalmente tu vida de experiencias y cuando empiezas a escribir de nuevo, todo eso sale”. Se trata de reposar la mente para “disfrutar leyendo”, dice. “Un placer casi mayor que el de la escritura”.

El furtivo que merodea en la noche
se siente vigilado
desde un bosque de estrellas.

Soy una muchedumbre que camina en secreto.

Soy un pueblo a la orilla
de este mar incesante
que construye sus torres sobre las ruinas de sus aguas.

Basilio Sánchez
Premio LOEWE 2018
He heredado un nogal sobre la tumba de los reyes

 

Fotografías: Basilio Sánchez en la entrega del XXXI Premio Internacional de Poesía Fundación LOEWE. Lectura de poemas en el Instituto Cervantes de Madrid con Luis García Montero. Entrevista para ‘La hora cultural’, TVE 24 horas © Álvaro Tomé para Fundación LOEWE, 2019.