Archivo de la etiqueta: George Balanchine

La danza en puntas

LaDanzaEnPuntasCNDPortadaNiñosEl apoyo de la FUNDACIÓN LOEWE al proyecto educativo y pedagógico de la Compañía Nacional de Danza acaba de cristalizar en la publicación de un nuevo Cuaderno Educativo. Tras los dedicados al coreógrafo George Balanchine y al ballet Carmen -que en versión coreográfica de Johan Inger se incorporó la temporada pasada a la CND- un nuevo título, La danza en puntas, está ya en manos de los lectores.

Es uno de los capítulos más curiosos de la Historia de la Danza: ¿Cómo, cuándo y porqué comenzaron las bailarinas a elevarse sobre los dedos de sus pies? ¿Qué esconde la zapatilla de puntas en su interior? ¿Es difícil bailar de puntas?

BodegónCosturaCND

Elna Matamoros, Ballet Master de la CND y Asesora de la FUNDACIÓN LOEWE, firma los textos de esta publicación que, como en ediciones anteriores, aparece publicada en dos versiones; una para público adulto y otra para niños y jóvenes. Ella también se ha encargado de reunir una colección de imágenes que ilustran y explican no sólo el origen de la danza en puntas sino también la fabricación de estas zapatillas y los pequeños secretos que cada bailarina esconde en su calzado.

MaríaMuñozCNDLas bailarinas de la CND aparecen aquí como un eslabón más en la evolución de la danza; ellas, desde el momento actual, se aprovechan de la creación de esta herramienta de fantasía que surgió hace varios siglos y que en la actualidad las convierte en seres prodigiosos, capaces de vencer a la propia gravedad. Entre otras curiosidades, la bailarina Lucía Lacarra nos confiesa los cuidados habituales de sus zapatillas y cómo las prepara antes de cada función.

La danza en puntas se presentó por primera vez al público en el Encuentro LOEWE Coreografía de un sueño, celebrado en la tienda LOEWE de Gran Vía en noviembre pasado, entre José Carlos Martínez, Director de la CND, y Elna Matamoros, y se empezaron a repartir pocos días después, durante la celebración de Aprendanza. Este Cuaderno Educativo se distribuye de forma gratuita entre quienes visitan los ensayos de la CND y puede descargarse en formato pdf a través de la web de la propia compañía o en el enlace que aparece al final de este artículo.

LaDanzaEnPuntasCuadernoEducativoCNDAdultos

LaDanzaEnPuntasCNDNiños

InTheNightCND

Fotografías: La danza en puntas, portada: maquetación Anabel Poveda. Natalia Muñoz en In the Middle Somewhat Elevated © Jesús Vallinas para la CND. Bodegón de costura de María Muñoz y la misma bailarina, en puntas © Ángel Martínez Sánchez para la CND. Kayoko Everhart y Moisés Martín Cintas en In The Night © Jesús Vallinas para la CND, 2015.

Balanchine abre los Cuadernos educativos de la CND

CuadernosCNDBalanchineNiñosEl proyecto educativo y pedagógico que la Compañía Nacional de Danza está desarrollando con el apoyo de la Fundación Loewe no deja de crecer. Como parte de las celebraciones del 35 aniversario de la compañía, se acaban de presentar los primeros ejemplares de sus Cuadernos educativos. “Queríamos encontrar la forma de acercar al público nuestro repertorio, explicar por qué determinados coreógrafos o piezas son imprescindibles y también dar ciertas pautas que expliquen nuestra actividad diaria”, comenta Elna Matamoros, asesora de la Fundación Loewe y Ballet Master en la CND, de cuyas publicaciones educativas es responsable.

Así, en conversaciones con José Carlos Martínez, Director Artístico de la CND, “surgió la idea de hacer unos pequeños libritos que pudiéramos regalar a quienes vienen a ver nuestros ensayos para que se lleven un resumen de aquello de lo que se han empapado”. De cada título aparecerán dos versiones, una para adultos y otra para niños y jóvenes, ya que “cada tipo de público, como cada lector, requiere unas imágenes y unos contenidos adecuados. Encontrar el equilibrio es todo un reto, pero los temas que tratamos en nuestros cuadernos son muy atractivos”.

George Balanchine es el primer protagonista de la serie ya que “como coreógrafo, es el puente entre la danza clásica académica y la estética contemporánea”, algo que -explica Elna- refleja exactamente el proyecto de ampliar el repertorio que tiene Martínez al frente de la CND. “Actualmente bailamos dos obras de Balanchine: Who Cares? y Allegro Brillante, aunque en etapas de directores anteriores también se pusieron en el escenario piezas como Agon, Concerto Barroco, Los cuatro temperamentos, Serenade, Tchaikovsky Pas de Deux o Tema y Variaciones. Balanchine es una pieza clave en la Historia de la Danza, pero también en los 35 años de vida de la CND”.

4TsCNDRuiz

Queda constancia de ello en las fotografías que ilustran estos cuadernos, que recuperan parte del pasado de la compañía, además de reunir a un buen número de fotógrafos relevantes como Steven Caras, Henri Cartier-Bresson, Ernst Haas o Martha Swope. “Si tuviera que quedarme con una sola imagen”, explica Matamoros, “quizás sería la que elegimos para la portada”. Se trata de un autorretrato del propio Balanchine “que nos ha cedido The George Balanchine Trust, entre otras muchas fotografías”.

WhoCaresCNDVallinasLa reacción de los lectores ha sido magnífica. “Me encanta que los responsables de The George Balanchine Trust nos hayan dado todas las facilidades, ya que son muy estrictos con la difusión de imágenes y contenidos del legado que protegen, y que estén entusiasmados con el resultado, pero me alegra mucho más que los lectores se hayan fascinado con Balanchine, y muy especialmente los niños”, añade Elna. “No dudé en pedir ayuda a mi hijo de 11 años, y creo que parte del éxito es habernos podido poner a su altura para saber cómo llegar a las generaciones más jóvenes”.

Ya están en preparación los próximos Cuadernos educativos, que desvelarán algunos secretos de la técnica del ballet y uno de los títulos más emblemáticos de la danza, de próximo estreno por la CND. “Nuestra intención -nos explica su responsable- es sacar dos publicaciones al año, de modo que en un par de temporadas más, la colección de cuadernos abarque lo suficiente para que funcione en su conjunto como una guía de acercamiento a la danza y así nuestro público, actual y futuro, se sienta cada vez más involucrado. En ese sentido, el apoyo de la Fundación Loewe es fundamental para que este proyecto mágico tenga continuidad”.

Fotografías: Portada de George Balanchine para los más jóvenes. Cuadernos educativos de la CND con Autorretrato de George Balanchine © The George Balanchine Trust. El autorretrato está registrado y se usa bajo licencia. Caty Arteaga y la CND en Los cuatro temperamentos. Fotografía de Paco Ruiz para la CND © The George Balanchine Trust. Seh Yun Kim y Moisés Martín Cintas en Who Cares? Fotografía de Jesús Vallinas para la CND © The George Balanchine Trust.

Compañía Nacional de Danza: de lo cotidiano a lo irreal

20CasiCasaBLa vida cotidiana siempre ha atraído al coreógrafo sueco Mats Ek; incluso en sus célebres obras narrativas, en las que los personajes ya nacían casi víctimas del estereotipo, Ek supo encontrar la forma en la que el día a día de sus vidas aflorara y protagonizara la coreografía.

El ballet Casi-Casa nació en Cuba en 2009 y a partir del próximo día 16 de mayo formará parte del repertorio de la Compañía Nacional de Danza. Con música de Fleshquartet, y escenografía y vestuario de Peder Freiiji, esta pieza desenvuelve las emociones y vivencias que esconde la convivencia del hogar; encuentros, desencuentros, rutinas y frustraciones que se suceden a lo largo de 45 minutos de la mejor danza del siglo XX. En su estreno en Sevilla, Casi-Casa estará acompañada por dos obras del coreógrafo checoslovaco Jirí Kylián: Sleepless y Petite Mort. Ambas piezas son viejas conocidas del público español, ya que forman parte del repertorio de la CND desde 2012 y 1995, respectivamente, y enmarcan a la perfección la obra de Mats Ek precisamente por utilizar un lenguaje expresivo -el de Kylián- muy diferente al que nos ofrece Casi-Casa. El programa que la CND presenta en Sevilla es todo un reto para sus intérpretes.

48CasiCasa

Tras este estreno en el Teatro Central de Sevilla, la pieza podrá verse en el Teatro Real de Madrid del 24 de mayo al 1 de junio. La obra de Mats Ek irá acompañada, en esta ocasión, por el paso a dos Delibes Suite de José Carlos Martínez y dos piezas que por sí mismas marcaron un momento y una forma de bailar: Allegro Brillante (1956), de George Balanchine, e In the Middle, Somewhat Elevated (1987), de William Forsythe.

Coreografiado para el New York City Ballet sobre el tercer movimiento el Concierto para piano no.1 de Tchaikovsky, Allegro Brillante reúne toda la magia y la exigencia técnica de las obras de Balanchine: una extrema velocidad en los encadenamientos que se apoya en la musicalidad exquisita habitual en este coreógrafo, lo que provoca una danza expresiva, rica y emocionante tanto para el espectador como para el intérprete. La reposición de la obra ha estado en manos de Nanette Glushack, respetando el estilo de la Técnica Balanchine ® y supervisada por The Balanchine Trust.

in the midle jesus VallinasIn the Middle Somewhat Elevated se desarrolla a partir del solo de una de las bailarinas de forma que la coreografía se vuelve cada vez más compleja a medida que avanza el ballet. Los bailarines se enfrentan a una pieza que demanda lo mejor de su técnica mientras muestran una actitud casi indiferente ante todo lo que sucede; el título hace referencia a una pareja de cerezas doradas que cuelgan de lo alto del escenario, a modo de metáfora del esplendoroso teatro para el que fue creado: el parisino Palacio Garnier. La música de Thom Willems aporta la fuerza y el conflicto que en ocasiones llega a aturdir a público y bailarines.

JC Martinez foto Kionori Hasegawa

Delibes Suite, coreografiado por José Carlos Martínez, se incorporó al repertorio de la CND en 2013. Sobre música extraída de los ballets Coppèlia y La Source, este paso a dos se apoya en la tradicional estructura de los pasos a dos clásicos iniciada por Jules Perrot en el siglo XIX mientras reúne todo un espectáculo de acrobacia y explosión técnica por parte de sus intérpretes.

La Compañía Nacional de Danza, de la que la Fundación Loewe es su patrocinador oficial, mostrará así, en pocos días y en distintos puntos de la península, todo un abanico de estilos coreográficos que se pone a disposición de un público exigente y conocedor, que está dispuesto a celebrar los logros del equipo que encabeza José Carlos Martínez, Director Artístico de la CND.

 

Compañía Nacional de Danza. En el Teatro Central de Sevilla los días 16 y 17 de mayo, y en Teatro Real de Madrid del 24 de mayo al 1 de junio.

 Imágenes: Mats Ek con los bailarines de la CND ensayando Casi-Casa © Domingo Fernández para la CND; In the Middle Somewhat Elevated © Jesús Valinas para la CND; Delibes Suite © Kionori Hasegawa.

Balanchine

Como cada año por estas fechas, las redes sociales y algunas de las principales compañías de danza del mundo se han hecho eco del aniversario de George Balanchine; no hace falta que sea un aniversario redondo o que se recupere alguna pieza poco conocida para que el mundo del ballet rinda pleitesía al que algunos consideran el último coreógrafo capaz de revolucionar la técnica clásica.

Nacido Georgi Balanchivadze en 1904, se formó en la Escuela Imperial de Ballet Ruso de San Petersburgo y empezó su carrera en el Ballet del Teatro Mariinsky; fue Serge Diaghilev quien, además de cambiarle el nombre por uno menos complicado para los occidentales, le terminó de modelar como coreógrafo y le dio las primeras oportunidades para que su trabajo tuviera verdadero impacto en toda Europa. Para Les Ballets Russes de Diaghilev creó Balanchine el ballet Apollo, con música de Igor Stravinsky, quien se convertiría desde entonces en uno de sus compositores favoritos. Juntos estrenaron también Le Baiser de la Fée, Pulcinella, Stravinksy Violin Concerto, Danses Concertantes, Agon, Symphony in Three Movements, Scherzo á la Russe… e incluso Circus Polka, creada especialmente para cincuenta elefantes de un circo.

Su fértil productividad le llevó a dejarnos más de cuatrocientos ballets, la mayor parte de los cuales fueron coreografiados para los bailarines del New York City Ballet, que aunque no se fundó oficialmente hasta 1948, tuvo antecedentes en otras compañías previas que Balanchine, con ayuda de Lincoln Kirstein, creó en los EEUU, como American Ballet, American Ballet Caravan o Ballet Society.

Su gran formación musical le permitió conocer y utilizar piezas de compositores tan diversos como Tchaikovsky, Hindemith, Ives, Gluck, Verdi, Bach… y participar en cine y teatro musical. La mezcla de las escuelas rusa y danesa de ballet que Balanchine desarrolló, otorgó a sus bailarines una nueva forma de utilizar la técnica del ballet, que aunaba el rigor y la precisión de la formación clásica a la vez que desarrollaba la naturalidad del movimiento y una extraordinaria velocidad en el trabajo de piernas, lo que provocó que el público estadounidense encontrara una nueva y atractiva estética en un arte que habían importado de Europa.

Enamorado de sus musas -se casó sucesivas veces, todas con las principales bailarinas de su compañía, para las que creó la mayor parte de sus obras maestras- y de la forma de bailar de la mujer, a la que siempre presentaba bellamente sobre el escenario, continuó involucrado con sus ballets hasta su muerte en 1983, a causa del mal de Creutzfel-Jakob (popularmente conocido como “el mal de las vacas locas”), que se le diagnosticó tras su fallecimiento en Nueva York.

En numerosas ocasiones hemos podido disfrutar de sus ballets de España, aunque casi siempre interpretados por compañías extranjeras; en menos de un mes volveremos a tener sus ballets en los escenarios españoles y seguiremos desenvolviendo curiosidades de este gran coreógrafo.

Fotografías de George Balanchine ensayando Agon con Igor Stravinksy (1957), y haciendo saltar a su gato Murka © Martha Swope.