Archivo de la etiqueta: Galería Loewe Barcelona

John Allen, la emoción del color

La sabia y distendida conversación de John Allen con la periodista Anatxu Zabalbeascoa -protagonistas del Encuentro LOEWE A bag is a landscape– ocupó recientemente la emblemática tienda LOEWE de la calle Gran Vía madrileña y la Galería LOEWE de Barcelona. Jonathan Anderson, director creativo de la firma LOEWE, ha partido de los diseños de este tejedor y maestro tapicero británico para crear una colección que convierte los dibujos planos de Allen -pensados para colgarse de la pared como alfombras- en complementos. “No podía imaginar mis diseños en tres dimensiones”, reconoció Allen. Además de toallas y bolsos de playa, sus colores han llenado carteras, llaveros o alpargatas. Paisajes que derivan hacia la abstracción y desvelan, en esta colección, la sintonía entre Allen y Anderson. “Confiábamos el uno en el otro”, declaró Allen. “Ha sido como entregarle a mi bebé”.

CornishHarbour

Diseñador, artesano, tejedor… a John Allen le resulta indiferente cómo quieran etiquetar su trabajo. “Me veo a mí mismo como artista, pero puede parecer muy pretencioso; en realidad lo que hago es crear ideas para otros”, añade con admirable humildad. Una inspiración que, además, le llega “de todas partes” pero cuya principal motivación es el color. “El color me emociona, es como romper fronteras”, añade. Es esta una herramienta creativa que, en su opinión, “no se puede enseñar; es imposible aprender a disfrutar los colores”. Allen ha impartido clases en Royal College of Art -donde fundó el departamento textil- hasta 1989, cuando decidió centrarse en su propio trabajo.

Allen&Zabalbescoa

Experto en reinventarse, reconoce mantener una cierta “frescura” hacia su trabajo, acentuada quizás por el hecho de llevar “tanto tiempo trabajando con jóvenes”. “La gente no busca, no evoluciona…”, se lamenta. “Soy alguien cuya actitud ha cambiado con los años, soy un hombre del futuro”. Cuando Zabalbeascoa le planteó cómo se verá esta colección con el paso del tiempo, Allen se quedó pensativo, como mirando hacia adelante. Luego sonrió y dijo: “Creo que envejecerá bastante bien”. Falling Leaves es, según reconoció a los asistentes, “mi favorito de entre todos mis diseños.” Porque -se ríe- “cuando llevo este bolso siempre hay alguien que me para y pregunta: ‘¡Oh!, ¿de dónde has sacado esa maravilla?’”.

FallingLeaves

Fotografías: Toalla de playa Cornish Harbour y duffle en canvas Falling Leaves, Colección John Allen Primavera Verano 2015 © LOEWE, 2015. Encuentro LOEWE A bag is a landscape con John Allen y Anatxu Zabalbeascoa en Galería LOEWE, Barcelona © Yolanda Muelas para LOEWE, 2015.

Lillian Bassman. Pinceladas

Una vez más abre PHotoEspaña. La Fundación Loewe participa en esta XVII edición con la exposición Lillian Bassman. Pinceladas, un homenaje a la carismática figura de una mujer que revolucionó la fotografía de moda.

LillianBassman1

La norteamericana Lillian Bassman (1917-2012) se mantuvo activa hasta el fin de sus días; tras ver esta recopilación de fotografías de su extensa y singular obra, pareciera que fueran precisamente su ilusión por el trabajo y su inacabable energía creativa lo que esta exposición celebrara, coincidiendo con el segundo aniversario de su muerte.

Bassman fue una de las muchas jóvenes americanas de origen judío cuyas familias se habían asentado en Brooklyn, Nueva York; tras una juventud forjada entre Brooklyn y Greenwich Village, su carrera estuvo marcada, muy desde el principio, por la personal visión que aportó a la fotografía de moda y que tenía que ver sobre todo con su vinculación con la pintura. Era eso precisamente lo que más le interesaba: tratar la imagen capturada. En su primera etapa fue en el cuarto de revelado, más tarde gracias a Photoshop. El resultado era una mezcla de fotografía y pintura, como si la cámara fotográfica fuera sólo un primer utensilio con el que empezar a trabajar.

LillianBassman3

A partir de la libertad que le daba el Departamento de Arte de Harper’s Bazaar, Lillian Bassman llenó las revistas de moda con mujeres sofisticadas y elegantes que ilustraban los tiempos felices de Estados Unidos en los años siguientes a la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, en 1971, decepcionada de cómo estaba cambiando el mundo de la moda y la publicidad, decidió dar un cambio drástico a su actividad y llegó a destruir casi todos sus negativos y archivos, algunos de los cuales sobrevivieron gracias a uno de sus ayudantes, que escondió parte del material, y que casualmente apareció, de nuevo, décadas después.

Lillian Bassman se acercaba a los ochenta años de edad cuando su obra fue redescubierta y nuevamente valorada; Bassman volvió, esta vez trabajando con ácidos o ahumando la lente de la ampliadora, y tiempo después, desde el ordenador. La muestra -cuya comisaria es María Millán y que está enmarcada en PHotoEspaña 2014- ya se puede ver en el espacio expositivo de la tienda Loewe en la madrileña calle Serrano. Toda una celebración en torno al lenguaje único de Lillian Bassman.

LillianBassman2

Lillian Bassman. Pinceladas. Loewe, calle Serrano, 26.  Madrid. Del 30 de mayo al 13 de octubre  [Lunes a sábado: 10:00 a 20:30h. Domingos y festivos: 11:00 a 20:00h]. Fotografías: Lillian Bassman. Pinceladas © Lillian Bassman. PhotoEspaña 2014.

Pensar antes de hacer

La mágica Galería Loewe de Barcelona, que ha acogido la exposición Elogio de la Cultura, ha sido también escaparate de un encuentro que germinó a partir del propio libro que celebra los 25 años de la Fundación Loewe. El arquitecto Juli Capella, el filósofo Rafael Argullol y Enrique Loewe, Presidente de Honor de la Fundación Loewe, han sido los protagonistas de un coloquio que ha servido de plataforma dialogante en torno a algunas de las reflexiones recogidas en esta publicación conmemorativa.

Con el título Sin diseño, a las cavernas. “Pensar antes de hacer” se encabezaba el magnífico texto con el que Capella contribuyó generosamente a nuestro Elogio de la Cultura; a partir de ahí, el coloquio que reunió en Barcelona a público y ponentes se convirtió en todo un manifiesto creativo y lúdico sobre la cultura y el concepto diseño, que se vio arropado por unas sillas de Vitra que parecían celebrar la gran acogida que este acontecimiento ha tenido en Barcelona.

Loewe, Capella, Argullol

Para Capella, “el diseño es fundamental en la calidad de vida, pero también te puede destruir”. Insistiendo en la metáfora que encierra el título de su texto, afirmó el creador que sin diseño “desaparecerían las cosas, los espacios que tenemos a nuestro alrededor”. Argullol, en la misma línea de pensamiento que el diseñador, añadió que “la estética de la vida cotidiana es decisiva para juzgar la calidad de una cultura o civilización. El equilibrio entre eficacia y buen gusto en el diseño de los objetos que nos acompañan es fundamental.” Así, insistieron en ver el diseño como “elemento conciliador” y las palabras de Argullol empujaron a Enrique Loewe en su mensaje de definir el lujo como “la búsqueda de la excelencia, de un mayor refinamiento y respeto por las cosas que nos rodean, la búsqueda de aquellas cosas que nos ayudan a ser mejores personas”.

A partir de ahí, Capella advirtió cómo “el gusto se aprende a base de asistir a lecturas, exposiciones… El lujo cada vez está menos relacionado con el dinero y más con lo exclusivo, con la relación con los objetos; los objetos no son para acumular, sino para hacerse servir por ellos”. Además, Argullol apuntaba: “Es fundamental la libertad en el gusto, no imponer cánones. El equilibrio entre tradición y modernidad es muy importante. El diseño debe alejarse del pseudolujo y acercarse al refinamiento”.

21baja

 Precisamente ese buen hacer y el tradicional respeto creativo por el diseño que rezuma Loewe ha sido una de las razones por las que Enrique Loewe recibiera, unos días más tarde, la Medalla del Mérito en el Comercio que concede el Ministerio de Economía y Competitividad, presidido por el Ministro Luis de Guindos. Este reconocimiento público a sus aportaciones al sector comercial -desde distintos ámbitos- también ha distinguido con la Placa al Grupo Porcelanosa en su modalidad interior. En su modalidad exterior, la Medalla ha sido para José Luis Bonet Ferrer y la Placa fue concedida a Prosegur, igualmente galardonados este año.

Las celebraciones en torno a la cultura, a través de la Fundación que Enrique Loewe puso en pie en 1988, se continúan. Enrique Loewe, hoy Presidente de Honor de la Fundación Loewe.

Enrique Loewe

Fotografías: Enrique Loewe, Juli Capella y Rafael Argullol en Galería Barcelona© Nini Cortadellas para Fundación Loewe, 2013.