Archivo de la etiqueta: Festival Eñe

Poesía transatlántica

La llegada del Festival Eñe en el mes de noviembre supone cada año, para Madrid, un impulso en la actividad literaria, tanto de autores como de lectores. Poetas, editores, periodistas y aficionados a las letras de todas las edades se dan cita en el Círculo de Bellas Artes para disfrutar de dos días de inspiración en el mundo de las letras.

La comunicación e incomunicación poética transatlántica reunió, con el apoyo de la Fundación Loewe, al poeta Óscar Hahn – Premio Loewe 2014 – y al editor Chus Visor, moderados por el poeta y periodista Antonio Lucas – Premio Loewe 2013.

_79A6484Las palabras de Antonio Lucas pusieron de manifiesto la importancia de Visor en la difusión de la poesía en lengua española. “Entre Hispanoamérica y España hay muchos vasos comunicantes en la poesía, aunque durante muchos años ha habido una ceguera entre ambos lados. Chus Visor -explicó- fue pieza clave para dar a conocer la poesía y los poetas hispanoamericanos en España.” “He editado a unos 200 autores”, dijo Visor. A pesar del interés que tenía en la poesía hispanoamericana, “sólo la podía leer en revistas; no había internet y muchos autores no estaban publicados aquí.” Además, en aquellos tiempos, “las relaciones literarias entre España e Hispanoamérica eran malas, sólo se conocía a los poetas que eran diplomáticos porque eran los que podían viajar.”

Óscar Hahn, por su parte, cayó en la poesía española por casualidad, cuando a los 16 años y “siendo un completo ignorante en poesía” -según sus propias palabras- “se topó” con un poemario del siglo XV. “Algo hizo click y me enfrenté con temas muy recurrentes en mi poesía, como la muerte”. Huyó de las traducciones: “Quería ver lo que los autores hacían con el lenguaje, cómo usaban las palabras”. Sus compañeros “leían traducciones de Elliot, Rimbaud, Mallarmé, Cavafis…”, y le decían que “leía poemas de viejos”. También se sintió desplazado cuando escribía poemas con rima; más tarde, “cuando pude leer a Elliot en inglés -Hahn ya vivía en EE.UU.- ¡comprobé que él también escribía con rima!” El cambio de idioma le marcó profundamente y de pronto agudizó su percepción “de mi propia lengua y los usos propios de Chile”.

_79A7156Para Lucas, la poesía que se está haciendo actualmente en América Latina “es incalculable”; fue más allá en su reflexión, añadiendo: “Tenemos una deuda literaria con ellos. No hemos sido generosos teniendo en cuenta la acogida de los exiliados literarios españoles que ha habido en Hispanoamérica.”

Reflexiones alrededor de las distintas formas de comunicación de la poesía y las palabras que llevaron a un dúo mágico que, por segundo año, se ha dado cita en Eñe: el de la pianista Rosa Torres-Pardo con el poeta Luis García Montero, quien generosamente regaló, al público reunido, la lectura de algunos poemas aún inéditos.

_79A7135

Fotografías: Festival Eñe 2015. Chus Visor, Antonio Lucas y Óscar Hahn. Rosa Torres-Pardo y Luis García Montero © Maira Villela para Eñe, 2015.

Damas de la literatura

Una anfitriona de lujo – Soledad Puértolas – engalanó y mostró a los asistentes la sabiduría y el encanto de Ida Vitale. La icónica tienda Loewe de la calle de Gran Vía, en Madrid, se convirtió por unas horas en un paréntesis de poesía y luz en medio del bullicio de la capital, acogiendo el Encuentro protagonizado por las dos escritoras.

I+S-58

Vitale -su vida y sus pensamientos- rezuma literatura en su máxima expresión y abarca más de noventa años de historia de nuestras letras. Lectora incansable, traductora, escritora y viajera, la poeta uruguaya desbordó ingenio ante la mirada atenta y la guía astuta de Soledad Puértolas, que desde la prudencia y la sabiduría, supo desgranar los aspectos más atrayentes de su interlocutora. Un Encuentro de dos damas de la literatura.

I+S-42Agradecida a sus maestros en la vida y en la palabra, Ida Vitale se mostró reacia a hablar de generaciones literarias, defendiendo su preferencia a “establecer lineas verticales en vez de horizontales” entre los artistas, y explicó el “ambiente de expectativas literarias que se crea en torno a un personaje”. Rubén Darío, Rafael Alberti o Julio Herrera aparecieron como invitados inesperados en las palabras de Vitale a lo largo de una conversación que nos llevó a México y otros lugares llenos de vida, llenos de poesía.

El recuerdo de sus primeros encuentros con los libros y su acercamiento a la palabra a través de la traducción, llevaron a Vitale y Puértolas a la lectura de fragmentos de la obra de cada una; momentos de complicidad con sus lectores.

La fiesta de la literaura continúa: hoy viernes abre en Madrid el Festival Eñe, en el que la Fundación Loewe mantiene su presencia. Además de las lecturas poéticas habituales, Rosa Torres-Pardo pondrá música a los versos de Luis García Montero; este año, la poesía ocupará también la zona chill-out y se proyectará el documental Se dice poeta, de Sofía Castañón. Un año más, la Fundación Loewe sigue apostando por las letras en una cita esperada por todos.

I+S-45

Fotografías: Encuentro de Ida Vitale y Soledad Puértolas en la tienda Loewe de la calle Gran Vía, Madrid © Uxío da Vila para Fundación Loewe, 2014.

Antonio Lucas y Elena Medel, protagonistas del XXVI Premio Internacional de Poesía Fundación Loewe

Mientras aún se disfrutan los ecos de la presentación de nuestro Elogio de la Cultura, y en el mismo espacio en el que se exhiben los retratos de Chema Conesa nacidos especialmente para esta publicación, la Fundación Loewe vuelve los ojos hacia la que ha sido una de sus más celebradas creaciones: el Premio Internacional de Poesía. La Fundación Loewe acaba de cumplir 25 años y en 2013 celebra la vigesimosexta edición de un certamen que ha brindado a las letras la oportunidad de reunir, entre miembros del Jurado y escritores galardonados, la mejor antología de la poesía en lengua española de los últimos tiempos.

Antonio Lucas y Elena Medel -foto Ux°o da Vila

Tanto Antonio Lucas (Madrid, 1975), premiado en la edición de este año, como Elena Medel (Córdoba, 1985), ganadora del Premio Loewe a la Creación Joven, han sido capaces de deslumbrar con el poder de sus versos a un Jurado ya emblemático en el mundo literario y que cuenta con recientes incorporaciones; bajo la presidencia de Víctor García de la Concha, el certamen de este año ha reunido a Francisco Brines, José Manuel Caballero Bonald, Antonio Colinas, Pablo García Baena, Clara Janés, Soledad Puértolas, Jaime Siles, Luis Antonio de Villena, y Juan Vicente Piqueras, ganador del Premio en su edición anterior.

Sheila Loewe y Enrique Loewe-foto Ux°o da Vila

Todo en la jornada del anuncio del fallo fue una fiesta, desde la presentación del acto en manos de Enrique Loewe, Presidente de Honor de la Fundación Loewe, y su hija Sheila Loewe, Directora de la Fundación, hasta las palabras de los poetas en los corrillos previos a su subida al estrado; pura emoción y respeto. Las palabras de Víctor García de la Concha fueron un brindis hacia el propio Jurado, del que destacó  su rigor “por el estudio previo de los libros a los que se enfrenta” mientras añadía con generosidad: “La verdad es que aprendemos unos de otros”.

Elena Medel, XXVI Premio a la Creaci¢n Joven-foto Ux°o da Vila

El libro galardonado con el Premio a la Creación Joven –Chatterton- está destinado, en palabras del poeta Jaime Siles, “a marcar una tendencia y una época dentro de su generación porque objetiva precisamente eso: una visión generacional.” Su autora, dice Siles, está “educada en la esperanza del triunfo y enfrentada a la realidad de un oscuro horizonte cuyo rasgo distintivo es el fracaso”. Sin considerar la obra de Medel como “poesía social aunque sí la roza en algunos momentos, y con gran calidad”, Siles hizo referencia a ciertos rasgos que el libro presenta de “poesía feminista, de la forma en que la entendieron Sylvia Plath y Anne Sexton”. Entre los éxitos lingüísticos de la poeta, Siles destacó “el valor de la sintaxis más que en el uso de las imágenes en sí, la yuxtaposición de los planos y el fragmentalismo de los significantes.” Entre imágenes cinematográficas y evocaciones costumbristas, Jaime Siles empujó a los asistentes a la lectura de un libro que bucea en la madurez en la mujer y todo lo que “comporta eso en nuestro mundo, de frustraciones y renuncias”. Esta “elegía a la adolescencia” -también en palabras de Siles- nos trae en su título a un célebre suicida y consigue utilizar unos rasgos poéticos “que no son los habituales en nuestra lírica”.

Al presentar Los desengaños -el poemario ganador de Antonio Lucas- quiso Luis Antonio de Villena compartir con los presentes que los propios miembros del Jurado se dieron cuenta, tras haber elegido los libros ganadores, que ambas obras tenían “una cierta sintonía común” marcada por los extremos temporales que implica la diferencia de edad de los poetas, los cuales “cierran el círculo de la última generación activa de la poesía española.” Hizo también referencia a la pluralidad de esa generación y apuntó que ya podríamos llamarla “Generación del 2000”, ya que empezó a manifestarse alrededor de ese año. Definió la obra de Lucas como “un libro muy trabajado y muy trabado” añadiendo que en él hay verso libre, pero también endecasílabos blancos o poemas en prosa, de forma muy estructurada y demostrando que tiene detrás “muchos autores”.

Antonio Lucas, XXVI Premio Loewe-foto Ux°o da VilaPara Villena, el autor se sostiene en la tradición y tiene referencias muy plurales, citando alguno de los poetas en los que se apoya, como el francés René Char y sus ecos surrealistas. La pérdida del amor, la amada ausente que no se nombra y el diálogo entablado con ella mantienen un tenso vínculo con un “claro elemento vitalista, de persona que se enfrenta con la vida cotidiana en su pluralidad”. Así, los dos poetas galardonados este año llegan, en palabras de Luis Antonio de Villena, “por caminos muy diferentes, a una misma sensación de desengaño, de pérdida, de falta de esperanza en el futuro”. Esta “crisis final del capitalismo” es -para Villena- la que aparece en estos dos libros, y la que aparece traducida en una poesía que presenta “mucha fuerza y cierta exaltación lírica, que tiende al lirismo puro y arrastra un elemento de configuración de un lenguaje básicamente irracionalista con una parte de claridad de parte aforística o sapiencial que nos habla del mundo contemporáneo”.

Los premiados acudieron a la cita puntualmente ilusionados, con palabras de agradecimiento y sus versos en la mano. Elena Medel volvió, tras conmover a los asistentes con sus poemas, al “fracaso y el desengaño” que dan vida a su libro, y Antonio Lucas supo regalar un guiño a sus compañeros de prensa que cubrían el evento como él mismo ha hecho tantas veces, tras declarar que “el Jurado de este premio da prestigio al galardón”. Al término del acto, ese mismo Jurado, satisfecho, recorría la sala y felicitaba a los poetas premiados.

Ganadores y Jurado XXVI Premio Loewe con Enrique y Sheila Loewe

La fiesta de la poesía no ha hecho más que empezar: este fin de semana verán la luz por primera vez los versos premiados; el viernes 15 de noviembre a las 19.30h, Elena Medel leerá parte de su Chatterton en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, como parte del Festival Eñe, con el que la Fundación Loewe colabora cada año. El sábado 16 a las 20.00h será Antonio Lucas quien, en compañía de José Manuel Caballero Bonald, Soledad Puértolas y la actriz Marisa Paredes, compartirá su poemario Los desengaños con los asistentes.

Los libros premiados se presentarán el próximo mes de marzo y serán publicados por la Editorial Visor de Poesía.

Fotografías de Antonio Lucas, Elena Medel, Enrique Loewe con Sheila Loewe, y Jurado y galardonados del XXVI Premio Internacional de Poesía Fundación Loewe © Uxío da Vila para Fundación Loewe, 2013.