Archivo de la etiqueta: Editorial Visor

Basilio Sánchez, ganador del XXXI Premio Internacional de Poesía Fundación Loewe

He heredado un nogal sobre la tumba de los reyes, de Basilio Sánchez (Cáceres, España, 1958) ha sido galardonado con el Premio Internacional de Poesía FUNDACIÓN LOEWE, que en su XXXI edición ha contado con un Jurado presidido por Víctor García de la Concha y compuesto por Piedad Bonnett, Francisco Brines, José Manuel Caballero Bonald, Ben Clark, Antonio Colinas, Soledad Puértolas, Aurora Egido, Jaime Siles y Luis Antonio de Villena. Por otra parte, el Premio a la Creación Joven ha sido declarado desierto. Este año se presentaron 868 participantes de 34 países, de los que un 20% provenían de Hispanoamérica. 

Hoy por la mañana, en la tienda LOEWE de la madrileña calle de Gran Vía, se ha dado a conocer el nombre del ganador de este año en presencia de Enrique Loewe, Sheila Loewe -Presidenta de la Fundación-, algunos de los miembros del Jurado y también ganadores de anteriores ediciones.  Tras las palabras de bienvenida de Sheila Loewe,  Víctor García de la Concha dio a conocer el fallo del Jurado, cuya acta destaca “la indagación y valoración de la tradición clásica, buscando nuevos registros, sonidos y significados” del libro. A continuación, la poeta Piedad Bonnett presentó el libro ganador y admitió que “no fue fácil este año escoger el Premio LOEWE de poesía pues muchos de los libros finalistas tenían méritos suficientes para obtenerlo”. Finalmente, explicó, los miembros del Jurado se inclinaron por He heredado un nogal sobre la tumba de los reyes, por su “gran unidad y consistencia que con aliento místico nos invita a reencontrarnos con el mundo de lo natural”. El poemario, añadió Bonnett, “parte de una mirada contemplativa que se detiene en la unidad de lo pequeño, en sus fulgores y revelaciones, pero que también exalta el misterio del origen de lo inmenso y la labor tesonera del poeta, que no es un iluminado sino un artesano de la palabra”. La austeridad que el poeta busca, insistió la escritora colombiana, “no está exenta sin embargo de sensualidad, de imágenes teñidas de colores, sonidos, sensaciones” y añadió que este libro “reafirma la poesía como un acto de fe”.  

Tras estas palabras, el poeta ganador, Basilio Sánchez, se mostró agradecido al Jurado y a la FUNDACIÓN LOEWE, y “muy feliz por el reconocimiento a un libro en el que he invertido un par de años y en el que se recoge lo más esencial de la literatura que he venido haciendo”. También admitió sentirse satisfecho porque este Premio pone de manifiesto que se valora “una forma de entender la poesía íntimamente ligada al concepto humanista de la persona y de la existencia, y que se está defendiendo un tipo de poesía en el que la tradición queda respetada y unificada”. Una poesía, la que escribe Sánchez, que “está al final de una cuerda larga que viene de años”, añadió. “Me siento muy orgulloso de haber sido uno más de los eslabones de esta cadena y de haber aprendido de muchos de los poetas que están sentados hoy delante de mí, a los que considero directamente mis maestros”. El autor definió su poemario como “un libro de meditación, el breviario de un contemplativo”. Es, dijo Basilio Sánchez, “el libro de alguien que hace de las palabras su manera de ser y que a través de la poesía y de las imágenes que las palabras consiguen suscitar, se interroga sobre el mundo que le rodea y su manera de relacionarse con él. Alguien consciente de que vive en una sociedad enormemente pulcra en lo material pero enormemente pobre en lo espiritual; alguien, sin embargo que, asumiendo  que se ha quedado fuera del convite del mundo, que sentado en silencio ante la tumba de las cosas que podrían haber sido, no renuncia al regalo de lo inmenso”. De quien sabe, añadió “que no hay nada más hermoso que dejarse convencer por la noche de que todo es eterno”. 

AMO lo que se hace lentamente,
lo que exige atención,
lo que demanda esfuerzo.

 Amo la austeridad de los que escriben
como el que excava en un pozo
o repara el esmalte de una taza. 

Mi habla es un murmullo,
una simple presencia que en la noche,
en las proximidades del vacío,
se impone por sí sola contra el miedo,
contra la soledad que nos revela
lo pequeños que somos. 

El poeta no ha elegido el futuro.
El poeta ha elegido descalzarse en el umbral del desierto.

Basilio Sánchez
Premio LOEWE 2018
He heredado un nogal sobre la tumba de los reyes

La entrega del Premio y la presentación del libro, que será publicado por la Editorial Visor, tendrá lugar el próximo mes de marzo.

Fotografías: Basilio Sánchez, ganador del XXXI Premio Internacional de Poesía Fundación LOEWE. Momento de deliberación del Jurado. Jurado del Premio Internacional de Poesía FUNDACIÓN LOEWE junto a Enrique Loewe, Sheila Loewe y Chus Visor © Álvaro Tomé para Fundación LOEWE, 2018.

POESÍA eres tú

Resuenan las celebraciones del XXX Premio Internacional de Poesía Fundación Loewe y las letras siguen siendo protagonistas. Con motivo de las tres décadas de vida del Premio, el pasado día 21 de marzo -Día Internacional de la Poesía- se estrenó el documental Poesía eres tú, que puede verse a través de la página web de LOEWE; se trata de una producción de Dadá Films & Entertainment, dirigida por Charlie Arnaiz y Alberto Ortega. El histórico Cine Doré de Madrid acogió el día anterior una primera proyección, seguida por una breve lectura de poemas por parte de Ben Clark y Luciana Reif, ganadores de esta última edición del Premio LOEWE.

POESÍA eres tú recoge -en poco más de media hora de duración- las voces de los miembros del jurado y del brillante palmarés histórico del Premio LOEWE, con sus distintas corrientes y estéticas; también aparecen poetas de ambas orillas del Atlántico, además de jóvenes talentos que reflejan lo más actual de la poesía de hoy y despegan a través de nuevos soportes, ofreciendo así una visión plural y contemporánea de la poesía en lengua española, que aquí aparece como un género en constante evolución.

La voces de Enrique Loewe Lynch -Presidente de Honor de la Fundación-, Sheila Loewe – Presidenta de la Fundación-, el editor Chus Visor y personajes de referencia en la historia del Premio LOEWE y de la poesía en español, como Víctor García de la Concha, Piedad Bonnett, José Manuel Caballero Bonald o Jaime Siles, entre otros, construyen un crisol elocuente en torno a un género, el de la poesía, por el que la FUNDACIÓN LOEWE apostó hace tres décadas, y que hoy sigue colocado en lo más alto de la cultura y las letras.

Coincidiendo también con el aniversario del Premio LOEWE, Luis Antonio de Villena -poeta y miembro del Jurado- ha preparado una antología de poemas titulada Mareas del mar que, editada por Visor, recoge una selección de los libros ganadores del Premio a lo largo de estos treinta años. El autor de esta selección recoge también anécdotas y recuerdos de las tres décadas del Premio, detallando los rasgos de cada premiado, en el prólogo titulado “XXX años del Premio LOEWE: Modernidad, tradición y avance”. La portada elegida para este volumen, La gran ola de Kanagawa, de Katsushika Hokusai, se ofrece como metáfora de la diversidad de las olas del mar que llegan, como el mismo Premio LOEWE, periódicamente a la orilla.

Puede ver el documental POESÍA eres tú pinchando aquí.

Fotografías: Proyección de Poesía eres tú en el Cine Doré © Alvaro Tomé para FUNDACIÓN LOEWE, 2018. Portada de Mareas del mar © Editorial Visor, 2018. Imagen: La gran ola de Kanagawa, de Katsushika Hokusai.

Ben Clark y Luciana Reif, ganadores del XXX Premio Internacional de Poesía FUNDACIÓN LOEWE

La policía celeste, de Ben Clark (Ibiza, España, 1984), ha sido galardonado con el XXX Premio Internacional de Poesía FUNDACIÓN LOEWE. El Jurado, presidido por Víctor García de la Concha, y formado por Piedad Bonnett, Francisco Brines, José Manuel Caballero Bonald, Antonio Colinas, Soledad Puértolas, José Ramón Ripoll, Jaime Siles y Luis Antonio de Villena, remarcó la sencillez y transparencia del libro; el poemario, añade el acta del Jurado, “está lleno de anécdotas, pero esas anécdotas no son en blanco y negro, sino que el autor las trasciende y las enriquece”. Por otra parte, Un hogar fuera de mí de Luciana Reif (Buenos Aires, Argentina, 1990) ha sido distinguido con el Premio a la Creación Joven para un autor menor de 30 años; el Jurado ha destacado la visión femenina que este libro ofrece de la realidad, abarcando “desde el feminismo militante a la crítica del machismo social”. Además, ha subrayado el “coloquialismo argentino indagador y fresco” que incorpora.

Durante su presentación a la prensa el martes 31 de octubre en la tienda LOEWE de la madrileña calle de Gran Vía, Sheila Loewe, Presidenta de la FUNDACIÓN LOEWE, tuvo unas calurosas palabras de bienvenida y recuerdo a la trayectoria del Premio. Víctor García de la Concha leyó el acta del Fallo del Jurado evocando previamente las tres décadas de historia con los que ya cuenta el certamen, y destacando la importancia y relevancia de cada una de las obras premiadas durante estos años.

Luis Antonio de Villena, presentando Un hogar fuera de mí, afirmó que se trata de un poemario “sencillo y complejo” y alabó la voz de la argentina por la reivindicación de “su condición de mujer libre pero sin hacer de ello una bandera”. A partir de un “lenguaje coloquial pero pulido”, Un hogar fuera de mí desemboca en lo que Villena define como “estilo medido” con un registro coloquial muy bien estructurado ya que no se basa en la mera repetición de las formas corrientes, sino que alcanza “el lenguaje del arte”.

HOMBRES COMO MI PADRE

Hombres como mi padre,
mi abuelo,
mis novios,
mis hermanos,
vi sus cabezas llenas de grandes ideas
como un plato de comida que rebalsa,
lustré desde chica esos cráneos,
soy el placebo de tranquilidad
con el que después brillan fuera de casa.

¿Para eso caí en este mundo?

Luciana Reif
Premio LOEWE a la Creación Joven 2017
Un hogar fuera de mí

Por su parte, el poeta Jaime Siles comenzó su presentación del libro ganador –La policía celeste– con cierto pudor, dijo, “porque es un libro muy íntimo. Es un libro de amor, de un amor fundamentalmente filial”. Siles elogió las evocaciones escondidas a la Eneida de Virgilio, al existencialismo, a Vallejo, a los astrónomos, las referencias musicales o cómo la obra evita ser historicista a pesar de estar claramente enmarcada en el tiempo y destacó que el libro de Clark está “muy bien construido desde el punto de vista rítmico-sintáctico y presenta un manejo maravilloso del encabalgamiento”. Un libro hecho “desde dentro” y, en definitiva, “regido por el amor a la poesía”. La policía celeste, explicó, “es rítmicamente perfecto, porque el ritmo que lo aúna y lo articula no es el ritmo de la métrica, sino el ritmo de la emoción, de la conciencia y del corazón”.

CAFÉ MACHADO

En cada error existe una verdad.
El corazón enfermo de mi padre
no debe estimularse con café.
Pero no se resigna.
Su vida nunca fue descafeinada
ni sin alcohol. Un poco es algo,
dice, y por eso pide
siempre café Machado. Es manchado,
corrijo. Un café manchado, dice.
Y de pronto me siento un asesino.

Ben Clark
Premio LOEWE 2017
La policía celeste

El Premio Internacional de Poesía FUNDACIÓN LOEWE se convoca anualmente con el anhelo de incentivar la creación poética en lengua castellana. El Premio, que elige una obra inédita de al menos 300 versos, también galardona a otro poeta que no haya cumplido los 30 años si el ganador del Premio Loewe ha sobrepasado esa edad. Además, la Colección Visor de Poesía acoge la publicación de ambas obras. En esta edición, en la que han quedado 29 obras finalistas, se han presentado un total de 706 manuscritos procedentes de 32 países; un 19% de ellos ha llegado desde naciones hispanoamericanas, encabezadas por México, Argentina y Colombia como los países con mayor participación. Madrid, Valencia, Barcelona y Sevilla han sido las provincias españolas más representadas entre los poetas españoles.

La presentación de los libros y la entrega de galardones a los premiados tendrán lugar el próximo mes de marzo.

Fotografías: Luis Antonio de Villena, Víctor García de la Concha, Jaime Siles y Sheila Loewe © Álvaro Tomé para Fundación Loewe, 2017. Luciana Reif. Ben Clark © Vicent Marí. Antonio Colinas, Jaime Siles, Chus Visor, Sheila Loewe, Enrique Loewe, Soledad Puértolas, José Ramón Ripoll, José Manuel Caballero Bonald, Luis Antonio de Villena, Piedad Bonnett, Víctor García de la Concha y Francisco Brines © Álvaro Tomé para Fundación Loewe, 2017.

Sabiduría y belleza en la entrega del XXIX Premio Loewe de Poesía

La FUNDACIÓN LOEWE ha vuelto a reunir en el Hotel Palace de Madrid a un nutrido grupo de representantes de la cultura en la ceremonia de entrega de su Premio Internacional de Poesía y la presentación de los libros galardonados. Fiesta y celebración en un ambiente que alterna la emoción de los ganadores con la alegría de celebrar una nueva edición de este Premio.

Sheila&ganadoresXXIXLoewe

“Cuando estamos bordeando los treinta años de vida”, dijo en las presentaciones Enrique Loewe, Presidente de Honor de la Fundación, “recuerdo la ilusión y el temor del inicio de este camino. Creíamos que teníamos una misión, que acercarse a la belleza merecía la pena y que eso supondría un beneficio para todos, pero principalmente para LOEWE, porque nos haría más buenos y más importantes, aunque en realidad a quienes queríamos hacer más importantes, era a los poetas”. Acompañado de su hija Sheila Loewe, Presidenta de la FUNDACIÓN LOEWE, quien dio la bienvenida al acto, Enrique Loewe recordaba que su mayor ilusión era pensar “que este Premio tendrá otros 30 años de vida por delante”.

Sergio&CaballeroBonaldEl frío de vivir de Sergio García Zamora, galardonado con el Premio LOEWE a la Creación Joven, fue presentado por el poeta –como él, cubano– Víctor Rodríguez Núñez, ganador del Premio LOEWE la pasada edición, quien alabó “la particular manera de percibir el mundo” del joven y “su dominio del poema, tanto en prosa como en verso”. Una poesía, dijo el anterior ganador, “muscular, a veces ósea”, reflejo de lo que llaman “generación 0” de la que el joven forma parte. Un poeta, explicó Rodríguez Núñez, a quien pudo visitar “en su humilde hogar en Santa Clara” y que vive “sin acceso a internet y con limitaciones para viajar”, lo que demuestra “una inmensa voluntad de decir lo suyo que pone en evidencia la fabulosa resistencia de la familia cubana”.

La lengua de los otros, de José Ramón Ripoll, galardonado con el XXIX Premio LOEWE de Poesía, fue presentado por el poeta José Manuel Caballero Bonald. “Un libro interiorizado con reflexiones celebradas en torno al ser y al existir”, dijo Caballero Bonald, que muestra “un rasgo de luminosa lucidez” por parte de Ripoll quien además, “se conoce mejor a medida que ahonda en lo vivido”. Caballero Bonald hizo también hincapié en el extraordinario “significado estético del silencio” que Ripoll aporta a sus poemas. El galardonado, por su parte, agradeció las “sabias palabras” de su maestro, que se acercan a “la raíz de la poesía porque tocan su propia sustancia”.

RipollXXIXLoewe

Una lectura de los poemarios ganadores, que ya forman parte de la Colección Visor de Poesía, tendrá lugar el próximo lunes día 27 de marzo, a las 19,30h, en la Casa de América de Madrid. Abierto al público.

Fotografías: Sergio García Zamora, Sheila Loewe y José Ramón Ripoll, Sergio García Zamora con José Manuel Caballero Bonald, y José Ramón Ripoll © Álvaro Tomé para FUNDACIÓN LOEWE, 2017.

Feliz Día Mundial de la Poesía, 21 de marzo

 

SOLITUDE

In my solitude you haunt me
with reveries of days gone by.
Música de DUKE ELLINGTON

Mi soledad no está sola:
está conmigo
Me acompaña dondequiera
que voy: duerme en mi cama
come de mi mano: respira
el aire que respiro
Me habla con mi voz
camina como yo camino
siente lo que yo siento
Sólo una vez mi soledad
se alejó de mi lado
me abandonó: partió
Fue esa tarde que conocí
a la mujer de mi vida
Meses y meses sin mi soledad
noche tras noche con mi gran amor
ocupando el espacio
de mi desamparo
Hasta que un día todo terminó
como siempre terminan
los amores eternos:
en un abrir y cerrar de ojos
Y ahora
he regresado a mi casa
Mi soledad me recibe
con los brazos abiertos
no me dice nada
no me reprocha nada
me abraza me consuela
Llora conmigo

Los espejos comunicantes
Óscar Hahn
Premio LOEWE 2014
Visor, 2015

 

TRANSFORMACIONES

y el dolor me cambió otra vez
me hice fuerte puse velas rearmé la casa
el dolor me fue empujando hacia delante

ahora cocino verduras clasifico en prioridades los papeles
urgente apúrate apúrate puede esperar todavía pero corre
importante

importante fue sanarme con palabras
importante fue escapar de ti
irle ganando a la pena las batallas

ser puntal de pronto
entregar a tiempo los ensayos ir al banco
hacer café por la mañana

olvidar a pasos torpes con las manos como si gateara

trabajar en la biblioteca
salir tan tarde que cerramos señorita

y no detenerme a llorar
comer lentejas zanahorias reinventarme

Contratono
María Gómez Lara
Premio LOEWE a la Creación Joven 2014
Visor, 2015

 

Antonio Lucas, poeta

Dos meses después de haberse alzado con el XXVI Premio Internacional de Poesía Fundación Loewe, Antonio Lucas ve cómo se acerca el momento de tener su libro ganador –Los desengaños– entre sus manos y a disposición de sus lectores. Será su quinto poemario; con sus obras anteriores, Lucas ya había reunido reconocimientos como el Premio Internacional Ciudad de Melilla (Los mundos contrarios, 2009), el Ojo Crítico que concede RNE (Lucernario, 1999) y un áccesit del Premio Adonais (Antes del mundo, 1996). Sin embargo, tras ganar el Premio Loewe, el poeta admite que “hay una mayor recepción hacia lo que uno escribe; por ejemplo en la librería Visor y en otros lugares me han contado que ya ha ido gente preguntando por Los desengaños. Eso destaca un cierto interés que no habían tenido otros libros; también ha tenido una enorme difusión en los medios. He ganado otros premios y todo había sido mucho más modesto, en esta ocasión ha habido muchas más atenciones y llamadas. Se nota la tradición tan extensa que arrastra el Premio Loewe. Me lo habían advertido algunos amigos que lo habían ganado previamente, y es cierto que de algún modo me ha cambiado la perspectiva.”

Antonio Lucas 2

Antonio Lucas es redactor de cultura y columnista en el periódico El Mundo y según nos confiesa, “lo único que he escrito más allá de los artículos periodísticos, desde jovencito, ha sido poesía”. Afirma que su llegada al mundo en verso fue bastante natural ya que su padre es “un gran lector de poesía, muy constante” y su infancia ya se desarrolló en ese ambiente; además de conocer poetas que eran amigos de la familia, su padre les leía -tanto a él como a su hermana- poesía de Rafael Alberti, Miguel Hernández o Antonio Machado. Para Lucas, ese primer contacto con la poesía fue “bastante ingenuo, incluso pasivo”. Sin embargo “a partir de los catorce o quince años empecé a leer por mi cuenta y a hacer los primeros versos; al principio imitando a los poetas que a uno le gustaban, como Lorca o Aleixandre, pero después pasas de ese ejercicio casi caligráfico de imitar a los poetas que te gustaban, a hacer cosas propias”. Al final, confiesa el escritor, “te quedas apresado en ese mundo tan fascinante que es contar tu vida o tus emociones a través de los versos. La poesía se convirtió en uno de los puntales de mi forma de entender el mundo, ver las cosas y entenderme a mí mismo”.

Para Lucas, el Jurado del Premio Loewe es “lo que le da esa pátina de excepcionalidad y lo convierte en un gran aliciente para tantos poetas españoles e hispanoamericanos; es un Jurado en el que hay premios Cervantes, premios Príncipe de Asturias, poetas a quien uno admira, ha leído, y que forman parte de su educación fundamental… un Jurado como ese se convierte en faro de costa no sólo de los demás premios de poesía, sino de todos los premios literarios que hay en España. El mejor elogio de sus miembros es que hayan optado por dar a Los desengaños el XXVI Premio Loewe de Poesía. Que hayan apostado por que ese libro forme parte de la escudería del Premio Loewe es el mayor reconocimiento”.

Antonio Lucas3

Esta ha sido la primera vez que Antonio Lucas se presentaba al Premio, y afirma que “estaba muy seguro de que el libro estaba a la altura de lo que han sido otros ganadores del Loewe. En otros libros tuve la tentación pero, no es que no estuviese seguro de ellos, sino que pensaba que podía hacerse algo mejor, o se podía madurar de un modo más sólido, así que lo que hice fue esperar a tener un libro que pudiera estar a la altura que exige el Loewe. De mis cinco libros, sí creo que Los desengaños es el libro más cuajado, más hecho. Es probablemente en el que hay volcada una nueva percepción de lo que es mi propia poesía; mi obra anterior tiene un punto más abstracto, a veces más distante de lo real; en este hay una combinación de esa abstracción a la que no renuncio y de esa voluntad de hacer de la poesía también una herramienta de lenguaje, pero este libro es menos ensoñador. Los desengaños está lleno de lo que vivía yo por un lado y de lo que vivimos en la sociedad española por otro; por una parte aparece una ruptura sentimental -la separación de una mujer tras muchísimos años juntos- y por otra una percepción del presente que atravesamos y de la situación de incertidumbre que hay en lo ámbito de lo social. Esas dos cosas conformaban un estado de ánimo que no es de tristeza, sino de superación. El libro está escrito con un gran entusiasmo a pesar de que viene de dos arañazos: el arañazo del ciudadano que no comprende bien lo que sucede a su alrededor y no le gusta, y el arañazo de la persona que pierde a alguien que ha sido fundamental en su vida durante tantos años”.

Antonio Lucas con Francisco Brines

Para la ganadora del Premio Loewe a la Creación Joven -Elena Medel- sólo tiene buenas palabras: “Conocí a Elena cuando tenía catorce o quince años, y ya sus primeros poemas me parecieron de una gran calidad poética y de una enorme madurez para su edad. Fue una gran sorpresa ver que habíamos ganado los dos este año y que encontraba una ‘cómplice’ como compañera de viaje en el Premio Loewe. “Es lo mejor que nos podía haber sucedido a los dos en esta aventura”, añade.

Nuestro ganador de 2013 no quiere dejar de recordar lo que considera “los otros puntales del Premio Loewe”, además del Jurado: el plantel de ganadores anteriores y la editorial. De los primeros afirma que “demarcan muy bien el panorama de la poesía en español -tanto española como iberoamericana- que es muy rico y muy poderoso; es un privilegio formar parte de esa escudería”. Respecto a la Editorial Visor, confiesa Lucas ilusionado que “es muy estimulante que sea Visor, mi editorial, la encargada de publicar su poemario. “Visor es uno de los puntos de referencia de la poesía y también es de mi propia trayectoria lectora. Que además sea quien lo edite hace que el Premio se convierta en algo mucho más cercano para mí, mucho más familiar. Estar en Visor otra vez es como estar en casa con los mejores amigos.”

Fotografías:  Antonio Lucas en el acto de presentación de su libro Los desengaños y acompañado del poeta Francisco Brines © Uxío da Vila, 2013 para Fundación Loewe.

Poetas escondidos

Hay momentos emocionantes en cada edición del Premio Internacional de Poesía de la Fundación Loewe desde que se hacen públicas las bases… y no sólo al leer el fallo del jurado; por ejemplo, cuando cerramos el plazo de recogida de originales y sabemos que alguno de esos sobres que tenemos entre manos será el protagonista de una gran celebración de la poesía y publicado enseguida por la Editorial Visor. Ahora, cuando ya tenemos el listado definitivo de participantes -este año son 837- podemos empezar a fantasear estadísticamente sobre la identidad -que desconocemos, al ser bajo plica- de nuestros ganadores.

En ediciones anteriores, Colombia o Chile solían aportar más participantes que otros países, aunque este año han sido México, Argentina y EE.UU. los que han remitido mayor número de manuscritos; desde España, la Comunidad Canaria ha doblado el número de envíos respecto a nuestra última edición, mientras que otras regiones que habitualmente tienen una participación muy elevada -como Sevilla, Málaga o La Coruña- presentan este año un número de envíos menor. En total, 30 países participan en esta XV edición de 2012, y de los 837 manuscritos presentados, 137 son obra de escritores menores de 30 años, lo que significa que si el ganador superase ese límite de edad, alguno de los más jóvenes (el participante de menor edad sólo tiene 12 años) podría conseguir el Premio a la Creación Joven.

El próximo 13 de noviembre daremos a conocer el fallo del jurado -formado por Víctor García de la Concha (Presidente), Francisco Brines, José Manuel Caballero Bonald, Antonio Colinas, Álvaro García, Pablo García de Baena, Jaime Siles y Luis Antonio de Villena- y la identidad del ganador. Mientras tanto, conviene recordar que las estadísticas de participación y el perfil de los poetas elegidos sólo sirven para jugar a las adivinanzas mientras el libro seleccionado se va perfilando en secreto como el invitado principal de una celebración que todos vamos a disfrutar.

 

Fotografía de libros ganadores del Premio Internacional de Poesía de la Fundación Loewe © Fundación Loewe, 2011.
Versos manuscritos de Canción en blanco de Álvaro García, ganador del XXIV Premio Internacional de Poesía de la Fundación Loewe © Álvaro García, 2010.