Archivo de la etiqueta: Concurso de Piano Infanta Cristina Premios Loewe-Hazen

Un ejemplo a seguir

Acaba de terminar la última edición de los Encuentros AIE-Loewe-Hazen de orientación artística para Jóvenes Pianistas en la Residencia de Estudiantes. El pasado fin de semana, una decena de participantes -seleccionados en el Concurso de Piano Infanta Cristina- han acudido desde toda España para disfrutar de una serie de actividades especialmente diseñadas para ellos, en compañía de sus profesores y sus familias.

EncuentrosAIE2

El pianista Albert Attenelle -quien nos contó su experiencia el pasado mes de octubre- y el compositor Alfredo Aracil, codirectores de estos Encuentros, impartieron clases e invitaron en esta ocasión a Anne Landa, acordeonista y experta en Técnica Alexander, y al pianista Ignacio Torner que clausuró las jornadas contando su experiencia y recomendando vivir la aventura de interpretar la música de nuestro tiempo. Una visita a la colección de pianos de la Fundación Hazen Hosseschrueders, con las explicaciones de Ana Benavides, brindó a los participantes un viaje por el tiempo mientras descubrían y experimentaban la curiosa y compleja evolución del piano desde finales del siglo XVIII.

EncuentrosAIE1Para Aracil, estos Encuentros son “la actividad más bonita que he hecho en mi vida, lo llevo diciendo casi desde el primero de ellos, hace ocho años. Esa mezcla de pedagogía en la que todo entra, facilita que se ensanche el universo de los jóvenes pianistas y de sus padres, tan importantes en su formación. Es una dura carrera de resistencia a la que se enfrentan porque tienen un hijo que quiere ser músico… y ellos quieren acertar. A veces se sienten caminando a ciegas y al poder compartir sus dudas y experiencias con nosotros y con otros padres y profesores que asisten, todo lo extraordinario de sus vidas cobra cierto tono de normalidad”.

Estos Encuentros surgieron, cuenta Alfredo Aracil, como “un complemento pedagógico que me parecía necesario al Concurso de Piano Infanta Cristina. Volver a encontrarnos con los concursantes, sus familiares y profesores en otro momento, con tiempo por delante y sin las emociones del concurso era una aventura que podía merecer la pena, y entre Albert Attenelle, que ya era miembro del jurado del Concurso, y yo empezamos a diseñarlos”.

Era prioritario, nos cuenta el compositor, que los participantes recibieran “no sólo clases magistrales al piano sino una formación e información extra con la que vieran que una carrera como solista no es la única salida que merece la pena”. Por eso, han acudido a los Encuentros músicos involucrados en otras actividades, como pueden ser “un ingeniero de sonido, el director de un festival, un periodista, etc., para que los padres se relajen y sean conscientes de que el esfuerzo que ellos y sus hijos están haciendo siempre merecerá la pena para desenvolverse en un mundo artístico que en realidad está lleno de posibilidades; pensé que había que quitarles la idea de un todo o nada”. Y desde la primera edición -“que fue un experimento”- apenas han tenido que rectificar nada en su planteamiento. Recuerda una anécdota del primer Encuentro: “Se me acercó un padre que trabajaba en una empresa dedicada a propiciar la motivación entre los trabajadores y crear condiciones para mejorar el trabajo de equipo… y estaba sorprendido de que nosotros, sin ninguna formación en eso, hubiéramos hecho, según decía, todo lo que habría hecho un experto”.

EncuentrosAIE3

Las consecuencias de este precioso proyecto son de “efecto retardado”, recalca Alfredo Aracil, “pero ya han pasado ocho años desde que empezamos y se está notando, y sobre todo espero que estos Encuentros sean un ejemplo a seguir, que sean imitados en muchos sitios”.

 

Fotografías: V Encuentro AIE-Loewe-Hazen de orientación artística para Jóvenes Pianistas en la Residencia de Estudiantes. Alfredo Aracil con Ignacio Torner, Anne Landa, y Albert Attenelle con Alfredo Aracil despidiendo el Encuentro © Residencia de Estudiantes, 2013.

Música y tendencias

A lo largo de las últimas ediciones de nuestro Concurso de Piano Infanta Cristina, venimos observando cómo la balanza de compositores, épocas y estilos se inclina de uno u otro lado, según las preferencias de los concursantes. Sin embargo, parece que hay cierta tendencia a elegir determinadas obras o autores que tanto el jurado como el público asistente escuchan una y otra vez, edición tras edición… sin que por ello, nunca, lleguemos a cansarnos de oírlas, ni tampoco afecte a quienes tienen que valorar a los participantes; muchas son obras maestras.

Isaac Albéniz es el compositor elegido con mayor frecuencia por nuestros jóvenes pianistas -en particular las piezas del segundo Cuaderno de Iberia– seguido por J.S. Bach -con sus Preludios y Fugas de El clave bien temperado-, Chopin y Beethoven. Tras Albéniz y de entre los españoles, las obras de Enrique Granados son las más oídas en nuestro concurso y a continuación las de Manuel de Falla; otro compatriota, Antón García Abril, es el autor vivo de mayor presencia. Si nos fijamos en otras latitudes, Alberto Ginastera y sus 2 Danzas Argentinas encabezan las partituras de Latinoamérica y George Gershwin, con sus 3 Preludios, las de Norteamérica.

Como el abanico musical que los pianistas recorren es muy amplio, y con los datos que ya manejamos, es fácil deducir que J.S. Bach es el compositor barroco más interpretado, pero lo sorprendente es que prácticamente este autor hace desaparecer a cualquiera de sus coetáneos y solamente Haendel -aunque muy alejado- seguido de Domenico Scarlatti, tienen cierta presencia destacada. Continuando nuestro recorrido por la línea del tiempo y como no podía ser de otra manera, W.A. Mozart y F.J. Haydn -en un no desmerecido segundo plano- monopolizan con su presencia las obras del periodo clásico; el siglo XIX está muy bien representado sobre todo con Chopin, Beethoven y Liszt, y el XX -tras los ya nombrados Albéniz y Granados- está encabezado por otro compositor de entresiglos, Debussy, seguido por Ravel y Prokofiev.

Sin embargo, las interpretaciones con las que deslumbran nuestros premiados no siempre coinciden con los nombres que acabamos de citar: en las últimas ediciones aparecieron, por ejemplo, Brahms, Mussorgsky, Messiaen, Mendelssohn, Berg o Rachmaninov entre las obras fuertes de los ganadores en la categoría de Jóvenes Concertistas. Cada año hay sorpresas.

 

Imágenes: Manuscritos autógrafos (fragmentos) de El Polo, del Cuaderno 2 de Iberia, de Albéniz (1907) y de la Fuga en La bemol mayor del Libro II de El Clave Bien Temperado, de Juan Sebastián Bach (1742).

30 años del Concurso de Piano Infanta Cristina

Una de las actividades más gratificantes para quienes integramos la Fundación Loewe, y que están más directamente relacionadas con nuestra implicación en los proyectos culturales y pedagógicos, es el Concurso de Piano Infanta Cristina / Premios Loewe-Hazen. A lo largo de sus ya veinte ediciones bienales, el Premio ha acompañado a varias generaciones de músicos españoles y pone de manifiesto todo lo que implica nuestra filosofía educativa.

Creado en 1982 por iniciativa de Rosa Mª Kucharski -entonces profesora de SAR la Infanta Cristina- desde ISME España (International Society Music Education) con el apoyo de Loewe, que desde 1990 asumió su organización. En 1992 se sumó al proyecto la Fundación Hazen Hosseschrueders y hoy ya son muchas las instituciones que apoyan un certamen en el que, a decir de los ganadores, lo más beneficioso no es siempre el premio en metálico. El hecho de que el concurso se celebre en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando ya es una experiencia importante para estos jóvenes pianistas.

Además, los premiados, gracias a la implicación y apoyo de la AIE (Sociedad de Artistas, Intérpretes y Ejecutantes), la Escuela y Festival Internacional de Música Presjovem, el Festival Internacional de Música y Danza de Granada, el Fòrum Santa Cristina d’Aro, las Fundaciones Botín, Eutherpe y Scherzo, la Joven Orquesta Nacional de España (JONDE), la Joven Orquesta de la Comunidad de Madrid, Juventudes Musicales de España, los cursos Música en Compostela, el Palau de la Música de Valencia, Radio Clásica (RNE) o Steinway & Sons, tienen la oportunidad de mezclarse en el circuito profesional con actividades diseñadas a la medida de sus posibilidades artísticas, cualquiera que sea la categoría en la que hayan participado.

Sin embargo, quizás uno de los premios que distingue a este certamen de otros similares es, además, la posibilidad de participar en los Encuentros AIE-Loewe-Hazen de Orientación Artística para Jóvenes Pianistas. En un espacio singular -la Residencia de Estudiantes de Madrid- estos Encuentros constituyen una oportunidad para que los pianistas más destacados de las categorías Infantil y Juvenil puedan convivir entre ellos, con sus padres y profesores, mientras reciben clases prácticas, charlas y coloquios sobre aspectos relacionados directamente con la música durante dos fines de semana del curso siguiente al año de celebración del Concurso. La primera fase de los próximos Encuentros tendrá lugar del 19 al 21 de octubre de 2012.

Un Concurso, en definitiva, que pone el acento en los valores pedagógicos, en la idea de concurrencia por encima de la de competición.

El Concierto de galardonados será retransmitido por Radio Clásica (RNE) el próximo domingo 22, a las 12 horas.

 

Fotografías: Carmen Pérez Salmoral (Mención especial en la Categoría Infantil), Pablo Martínez Martínez Martínez (Primer Premio en la Categoría Jóvenes Concertistas) y Salón de Actos de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando © Fundación Loewe, 2012.